Now Reading
Yo, dueño: Fiat 500 Sport 1.4 Multiair

Fiat500_14k_experiencia-1.jpg

Ya no sólo Info Sobre Ruedas testea las novedades del sector automotriz; ahora los dueños tienen la palabra. En esta primera entrega, Ignacio nos cuenta su experiencia con su Fiat 500 de origen mexicano, en versión Sport con el motor naftero 1.4 Multiair de 105cv.

Después de varios meses de espera, en Octubre del 2011 llegó la pre-venta del Fiat 500. En ese momento adquirí mi unidad que cuenta con techo Sky Dome, tapizado de cuero, climatizador y equipo de audio Bose, estos últimos tres ítems no los pedí pero no me arrepiento de haberlos aceptado y pagado. Al momento de la compra existía el beneficio impositivo con México, en relación al precio actual (Dic-2012), el auto ya aumentó un 21%.

Con 14.000km recorridos, más de la mitad fueron en ruta. De hecho, en uno de los viajes fuimos tres adultos; el espacio en el auto es suficiente, pero las plazas traseras no son aptas para personas de más de 1,75m para viajes largos. El baúl con un uso criterioso es suficiente.

En ruta el auto demuestra que los neumáticos 16″ de perfil bajo le calzan bien y le dan estabilidad. El motor está acoplado a una caja con relaciones cortas lo que hace que a 100km/h vaya a casi 3.500rpm, dándole una buena reacción al momento de los adelantamientos. Sin embargo, el auto tiene una buena insonorización tanto del motor como eólica. Con un uso moderado se pueden recorrer más de 550km con los 40L del tanque.

En ciudad, el buen torque a bajas rpm hace que el auto reaccione muy bien a cada momento, pudiendo así mover los 1.118Kg con agilidad, logrando un poco más de 400km con un tanque. Gracias a que es 30cm más corto que los autos más chicos del mercado, se encuentra más fácil un lugar para estacionar y los espejos dan una muy buena visión. La distancia entre ejes y los neumáticos de perfil bajo son el punto que menos se destaca en el andar por la ciudad, haciendo el auto algo duro en el empedrado y muy molesto al momento de atravesar vías férreas en mal estado, lomadas o cunetas. Además de eso en el empedrado salen a la luz muchos grillitos muy molestos provenientes de los burletes de las puertas.

San_Luis_y_Cba_13a16-11-2012__0538.JPG

Cuando uno se sube al auto la verdad no dan ganas de bajarse, pero no todas son rosas y no solo los grillitos me hicieron visitar el concesionario para hacer valer la garantía de 3 años o 100.000km. Además me apareció el famoso ruido “clack-clack”, un sonido molesto que se produce al momento de girar el volante unos 90° de izquierda a derecha y viceversa. El auto recibió cuatro cambios de caja de dirección. En Fiat me aseguraban que ahí estaba el problema, sin embargo después de hablar con otros propietarios y revisarlo en detalle con los técnicos del concesionario descubrimos que el arreglo era mucho más simple: solo bastaba con lubricar la columna de dirección. El servicio de post-venta de Fiat cumple, pero se nota que les falta preparación: en el service de los 10k no me hicieron la revisión de la ECU por la falta del software.

Siempre digo abiertamente que el único defecto que tiene el 500 es que es Fiat. Pero justamente solo Fiat pudo hacer una remake de un clásico y darle todo el encanto y tecnología que tiene. Es un auto muy lindo por dentro y por fuera, y eso te lo dice el hecho de ver a la gente que gira la cabeza para mirarlo y siempre lo hacen con una sonrisa, sin contar los que directamente te preguntan qué tal es. Además el Cinquecento es sumamente competitivo en relación precio/producto; tiene tecnología, seguridad, confort y diseño. Por todo esto y mucho más es que estoy muy feliz con mi Fiat 500 Sport y es un auto que volvería a elegir.

Si tenés ganas de contarnos tus experiencias con tu auto, contactate con nosotros.

About The Author
Fede Peralta Pahor