La segunda edición de la competencia que se realiza en el Autódromo de Buenos Aires tuvo un ganador inesperado: un Sport Prototipo con motor 2.0 de 150cv realizó el mejor tiempo del circuito 5 del Gálvez. Cobertura del evento con fotos de Manu Fernández.

Luego de una primera edición con muchos detalles para corregir, la organización del Premium Track Day se arremangó las mangas y se puso a trabajar para mejorarlo. Se unificó el ingreso en un único tipo y valor de entrada, se habilitaron más puestos de servicio y gastronomía, se mejoró el contacto con la prensa y se pusieron pantallas a la salida de los boxes para monitorear minuto a minuto los tiempos de los vehículos que competían. Además, la organización instaló simuladores de F1 y montó un show de fuegos artificiales para cerrar el evento.

Así 3.000 personas pudieron experimentar esta competencia única en la Argentina, con 92 vehículos en pista que hicieron rugir sus motores en el circuito 5 del Autódromo Oscar y Juan Gálvez.

Se realizaron tres tandas de 20 minutos cada una y una tanda libre de una hora donde se cronometró vuelta a vuelta y se registró el avance. El piloto de TC2000 y actual Director Deportivo de la Fiat Linea CompetizioneGustavo Der Ohanessian, fue el encargado de dirigir a los instructores y a todos los participantes.

Durante el evento pudimos dialogar con Gustavo Gobbo, el Organizador del Premium Track Day, quien no ocultó su orgullo por este tipo de competencias: “Dejamos todo para organizar estos dos eventos. Los autos respondieron, la convocatoria fue estupenda y el armado mejoró mucho en relación al primer Track Day. 35 autos que participaron en el primero se volvieron a anotar en el segundo. Estamos muy contentos.”

En este Premium Track Day hubieron algunas joyitas destacadas, como el único Mercedes-Benz AMG GT S del país que por primera vez se metió a girar libremente por un circuito. “Podemos contar con 50 autos de alta gama y el resto de altísima gama. Son autos hermosos, y ver las velocidades a las que llegan en la recta te pone la piel de gallina”, comentaba Gobbo mientras caía la noche en el Gálvez.

“Este formato nos pareció que era muy lindo de ver, al ser de tarde/noche como atractivo principal y pueda funcionar como un after-office en el Autódromo. En 2016 tenemos pensado hacer cuatro eventos de este tipo, con una separación de tres o cuatro meses para lograr darle tiempo de recuperación a los participantes y a los autos.”

“La idea era poder realizar este evento en el resto del país, pero no existen autódromos que puedan hacerle frente a la iluminación nocturna necesaria para este tipo de Track Day. Por ahora, el de Buenos Aires es el único que cuenta con una instalación eléctrica apropiada.”

— Gustavo Gobbo, Organizador del Premium Track Day.