Tests
Now Reading
Test: Volkswagen Saveiro Cabina Doble Pack High 1.6 8v
Contents
0

El segmento de las pick-ups floreció en los últimos años como nunca antes. De tener chatas medianas que sólo servían para el trabajo, pasamos a conocer pick-ups chicas que ayudaban al dueño de una PyME a llevar todas las herramientas de su trabajo y ahora a descubrir un segmento intermedio que permite conjugar el ocio con algo de trabajo pesado.

Este subsegmento que fue cubierto por la Renault Duster Oroch y la Fiat Toro, produjo un quiebre importante en el ámbito de las chatas de laburo. Aquel que utilizaba una pick-up mediana (como una Hilux, Amarok o Ranger) como vehículo diario puede ahora tener algo más pequeño, con más confort y con un costo de mantenimiento no tan elevado, mientras que el que se conformaba con las pick-ups chicas (como la Strada o Saveiro) puede acercarse un poco más al confort y prestaciones de una intermedia sin abonar demasiado dinero en diferencia.

Para evitar que los clientes migren hacia un horizonte diferente, Volkswagen actualizó la Saveiro para aggiornarla a los tiempos que corren, sumando un diseño diferenciado, un nuevo interior y más equipamiento. La probamos durante una semana.

A PRIMERA VISTA

Lo más importante de la última actualización de la Saveiro es su cambio frontal. Por primera vez adopta una trompa diferente a la que se le incorporó a los nuevos Gol y Voyage. En el caso de la pick-up, las ópticas son más grandes, la parrilla es más alta y el paragolpes delantero es más agresivo. Para esta versión, los faros antiniebla vienen de serie, mientras que los paragolpes pasaron a estar pintados íntegramente en color carrocería, para todas las versiones.

En el lateral estrena nuevo diseño de llantas y barra portaequipajes, mientras que en el sector trasero incorporó un renovado layout interno de ópticas y nuevos emblemas.

INTERIOR

Así como los cambios en el frontal fueron importantes, las modificaciones en el interior marcan una diferencia sustancial. El torpedo fue rediseñado completamente, dejando de lado las líneas circulares del Gol anterior para pasar a integrar líneas filosas, rectas y más modernas.

El cambio más notable aparece en el centro del torpedo, con nuevas toberas de climatización cuadradas que se notan de mayor calidad que las anteriores. Debajo se ubica el equipo multimedia, que para la versión Pack High se denomina Media Plus y cuenta con conexión Bluetooth, USB y auxiliar. Como opcional, y presente de serie en la versión Cross, se puede incluir el sistema Composition Touch, que cuenta con una pantalla táctil compatible con Android Auto y Apple CarPlay para emparejar nuestro smartphone con la pantalla del auto.

Este restyling también integra un nuevo volante (derivado del Golf, pero sin detalles cromados ni aro revestido en cuero) con comandos de audio integrados. La columna de dirección sigue sin poder ser regulada en ningún sentido, obligando a las personas altas a ver el instrumental “por la mitad” (ver foto). En el caso del asiento, este sí regula en altura pero, en la posición más baja, la posición de manejo sigue siendo elevada. Para la versión Cross, la columna de dirección regula en altura y profundidad.

El puesto de conducción ahora cuenta con un instrumental renovado, con nueva serigrafía y computadora de abordo desde esta versión Pack High. Las variantes más accesibles cuentan con un tablero más simple, con indicador de temperatura del motor y nivel de combustible en formato digital y sin computadora de abordo.

La Saveiro fue la primera pick-up chica en ofrecer capacidad para 5 pasajeros. Esto se desarrolló luego del boom de ventas impulsado por la Fiat Strada 3 puertas, que ofrecía capacidad para 4 personas pero un acceso mejorado mediante la incorporación de una tercera puerta lateral del tipo suicida.

En el caso de la Saveiro, el espacio trasero es bastante limitado. Puede albergar a tres personas de contextura chica, las cuales deberán apretarse un poco para poder viajar enteros. El espacio para las piernas dependerá de la altura del que maneje y su acompañante, espacio desde el cual se debe acceder a esta segunda fila de asientos mediante el plegado de las butacas delanteras. Los pasajeros posteriores tendrán sus posavasos correspondientes y tomas de 12v para conectar dispositivos electrónicos.

En seguridad, la Saveiro no sumó demasiados chiches. Las plazas traseras mantienen los tres apoyacabezas traseros y los tres cinturones de seguridad de tres puntos. La que sí se distancia bastante es la Cross, que suma además ESP, control de tracción ASR, regulación del par de arrastre de motor MSR, bloqueo electrónico de diferencial, frenos ABS offroad y asistencia al arranque en pendiente.

La caja de carga, en esta versión cabina doble, es más reducida que la de la cabina simple y la extendida. Cuenta con un largo de 1.106mm, un ancho de 1.005mm entre pasarruedas y 1.200mm en el sector superior, una profundidad de 519mm y un volumen de carga de 580 litros. Bajo estas medidas, la carga útil homologada es de 668 kilos. Datos, como verán, en el promedio del segmento.

De serie se ofrece con un protector plástico que reviste toda la caja, como también integra barras de protección en la luneta trasera, para evitar que cualquier movimiento de la carga pueda llegar a golpear el vidrio. Por encima del mismo, se ubica la tercera luz de stop y la iluminación de caja, que se acciona desde el interior. La rueda de auxilio es de chapa de 14 pulgadas y está ubicada debajo del piso de la caja.

COMPORTAMIENTO

La Saveiro llega a la Argentina con dos motorizaciones. Prácticamente todas las versiones cuentan con el clásico, veteranísimo y probadísimo naftero 1.6 8v de 101cv, asociado a una caja manual de 5 marchas y tracción delantera, a excepción de la versión Cross que es la única “digna” de sumar la nueva motorización 1.6 16v MSI de 110cv, también con caja manual de 5 marchas y tracción delantera.

En nuestra variante, el 1.6 “clasicón” cumple con su premisa de confiabilidad, sin estridencias. No sorprende por sus reacciones, ni por sus consumos, que se ubican en torno de los 9km/l en ciudad y 11.5mk/l en ruta. Lo que sí sorprende es su poder de frenaje, soportado en gran parte por sus frenos a disco en las cuatro ruedas.

En el circular diario, agradeceríamos que los paragolpes vuelvan a tener los detalles en plástico negro, como una forma de proteger la pintura del paragolpes ante eventuales “toques” de guerra diaria. Recordemos que se trata de una camioneta de trabajo, y lo que MENOS sirve es el paragolpes color carrocería. Otro punto a mejorar es el tacto de la dirección, que resulta un tanto pesado para la ciudad.

En prestaciones, la Saveiro es muy modesta. Acelera de 0 a 100km/h en un poco más de 12 segundos y llega a una velocidad máxima de 168km/h. El tanque de combustible tiene una capacidad de 55 litros.

CONCLUSIONES

Volkswagen Argentina comercializa la Saveiro Cabina Doble Pack High a $316.600, con una garantía de 3 años o 100.000 kilómetros.

Es un precio que la sitúa en un limbo importante. Es exactamente el mismo valor que el que tiene una Renault Duster Oroch (más grande, más confortable y con similar mécanica) y está apenas $21.500 por debajo de la Saveiro Cross (con motor MSI, ESP y más equipamiento).

Nadie pone en duda la confiabilidad de la Saveiro. Ni mucho menos las buenas innovaciones que supieron introducir en este restyling. Pero al paso que vamos, el mercado está avanzando más rápido que las pick-ups chicas.

Es por eso que tiene los días contados. En Volkswagen Brasil están trabajando árduamente en la nueva generación del Gol, que crecerá en dimensiones al desarrollarse sobre una derivación de la moderna plataforma MQB.

¿Qué pasará con la Saveiro? Crecerá también. Seguramente al tamaño de las Duster Oroch y la Fiat Toro. Y con ello también crecerá su precio. ¿Habrá que esperar a la nueva generación? Depende de lo que necesites.

Pese a los años, sigue siendo una de las elegidas para maltratar en el trabajo liviano.

What's your reaction?
Me Encanta
0%
Me Gusta
0%
Bueh...
0%
Cualquiera
0%
Chocalo, ¡por favor!
0%
About The Author
Fede Peralta Pahor
Fede Peralta Pahor
Fanático de los autos desde uso de razón, aprendí a decir "mamá y papá" luego de decir "auto". Gracias que sé que en un partido de fútbol hay 22 jugadores en la cancha. Seguro alguien me lo comentó. Partícipe en la industria hotelera, relacionista público y periodista desde los 17 años, participé como administrador y organizador de los Clubes de Autos más importantes del país. Todos fundidos, del primero al último. En 2010 nació Automoov, mi cable a tierra en Argentina que logró sumar adeptos en muy poco tiempo y hoy se consagró como uno de los tres principales medios de noticias sobre autos.