Tests
Now Reading
Test: Honda Civic EXS AT MY2016
Contents
0

Es uno de los sedanes más buscados del mercado. Se ofrece sólo una única versión automática tope de gama. Y en Info Sobre Ruedas lo probamos antes de que llegue la décima generación. Obituario y despedida de un modelo que nunca podrá decir adiós. Fotos por Manu Fernández.

Pero no probamos uno manual, ni uno económico, ni una unidad con opcionales. Probamos la única versión que la marca decidió dejar en el mercado local: la más equipada EXS con caja automática de 5 marchas.

Es que en la actualidad, Honda Argentina está en período de transición. Luego de lanzar la HR-V de producción local (ver test) y mudar las operaciones de la empresa a su centro industrial de Campana (ver nota), la marca nipona reestructuró su gama después de un par de años con oferta bastante limitada. Dejó de comercializar los Fit y City (ver nota), eliminó las versiones de entrada de gama del Civic, suprimió las opciones manuales de la HR-V y lanzó el restyling de la CR-V, pero sin versiones tope de gama ni variantes con tracción integral (ver nota).

Antes de que se lo lleve el viento y lo reemplace la nueva generación, el Civic pasó por nuestras manos.

A PRIMERA VISTA

En el exterior las líneas son bastante clásicas, aunque Honda siempre se destacó por ser una marca rupturista en relación a las demás japonesas. En el caso de este Civic, las luces delanteras cuentan con iluminación diurna y proyectores, pero no se ofrece el xenón ni como opcional. Con el “restyling” de hace pocos meses estrenó una nueva parrilla un poco más fina y delicada, siendo esa su única novedad en cuanto a los estético.

Mantiene las llantas diamantadas de 16 pulgadas y en el sector posterior se le agregó una cámara de retroceso en lugar del botón de apertura del baúl. Gana por un lado, pierde por otro. Un detalle que es meramente estético es la extensión de las ópticas en el baúl, asemejando su diseño a la funcionalidad de las luces antiniebla, pero no contando con ellas.

INTERIOR

El interior del Honda Civic es uno de los más modernos, pese a estar en el fin de su ciclo de vida. Lo principal de este auto es que el instrumental está dividido en dos sectores, teniendo el tacómetro junto al indicador de marcha y a los indicadores luminosos principales por dentro del aro del volante, mientras que el velocímetro, el indicador de nivel de combustible y el indicador de consumo instantáneo se ubican por encima del aro.

El interior del Civic cuenta con plásticos duros en su totalidad, a excepción del revestimiento superior de la contrapuerta, que es soft touch. Para esta versión los tapizados están revestidos en cuero color gris/beige y el torpedo cuenta con leves detalles en simil aluminio y plásticos en contraste negro y beige: una combinación de colores agradable a la vista.

Las terminaciones podrían ser ubicadas como unas de las mejores del segmento, con encastres muy bien ensamblados y sin rebabas ni detalles que desagraden a la vista ni al tacto.

Al costado de este sector superior (que funciona como una especie de head-up display pero real) encontramos una pantalla que integra todas las funciones de la computadora de abordo y del sistema multimedia, como también la visualización de advertencias, como cuando tenemos alguna puerta abierta o el baúl abierto, o no nos abrochamos el cinturón. Se trata de un sistema básico a color que cuenta con dos puntos desfavorables: la compu es bastante limitada y el navegador satelital no está incluido en la oferta.

Dentro de los items de equipamiento encontramos el volante revestido en cuero con comandos integrados para el audio, el manejo de la computadora, de las llamadas y el teléfono Bluetooth, y el control de velocidad crucero. La columna de dirección regula en altura y profundidad y cuenta con levas para comandar la caja automática, siempre y cuando este situada en modo Sport.

En cuanto a habitabilidad, el Civic es correcto. Desplazando las butacas delanteras en su máxima extensión hacia atrás los pasajeros traseros viajarán con sus piernas en una posición cómoda, asi sean altos. Eso si, estarán un poco limitados en cuanto a la altura, ya que el techo en el sector trasero es bastante bajo. Como punto a destacar, el modelo cuenta con tres cinturones inerciales de tres puntos, tres apoyacabezas y ganchos ISOFIX.

Si bien la habitabilidad de correcta y hasta se podría decir que es espacioso, el baúl no está a la altura. Con 376 litros, el Civic cuenta con una capacidad de carga muy por debajo del promedio del segmento, que está por encima de los 450 litros. El punto favorable que encontramos en el baúl es la rueda de auxilio, que es homogénea en tamaño y calidad en relación a las cuatro titulares.

COMPORTAMIENTO

En cuanto a las sensaciones de manejo, el Civic cuenta con un único motor naftero 1.8 16v I-VTEC de 140cv que en este caso está asociado a una caja automática convencional de 5 marchas.

El motor se desempeña de forma noble y cuenta con un modo que se denomina ECON que (mediante la pulsación de un botón verde en el tablero) estipula las relaciones de caja y el rendimiento del motor para mejorar los consumos durante el trayecto. El conducir ecológico también se visualiza en el sector superior mediante dos barras que se asemejan a una pista de aterrizaje. Indica en color verde cuando se está circulando o presionando el acelerador de forma económica y se torna azul cuando no.

Si bien el motor responde de forma correcta, no sorprende por sus grandes prestaciones ni tampoco por su reaccionar deportivo. La caja automática anda bien, pero tiene algunos patinamientos que le hacen perder potencia y reacción. En comparación, no llega a la excelencia de prestaciones y consumos del Toyota Corolla (que equipa una caja CVT de 7 marchas), pero debemos destacar que su enemigo se encuentra una generación adelantado.

Las suspensiones son más rígidas que en el caso del Corolla y su andar está apuntado más hacia la ruta que para la ciudad. En terrenos desparejos copia absolutamente todos los detalles hacia el interior, sintiendo como si los neumáticos estuviesen muy inflados. La puesta a punto para recorridos largos se ve a la perfección en relación al consumo en ciudad: el modelo brasileño nos otorgó un consumo de 9,4km/L, mientras que en ruta a 110/120km/h el Civic recorre unos 15km/l. El tanque de combustible aloja 57 litros.

Pero despegándonos un poco de las novedades supérfluas del Civic MY2016, lo más importante es la inclusión del ESP de serie. Este dispositivo de seguridad que previene los despistes a altas velocidades no es moneda corriente en el segmento C, pero por su precio debería ofrecerse en este tipo de autos. De los sedanes C de marca japonesa, el Civic es el único que lo trae. A ver si se ponen las pilas los muchachos de Toyota y Nissan, que la gente poco a poco lo va pidiendo.

CONCLUSIONES

Luego de años turbulentos donde los precios de este tipo de autos no estaban fijados al 100%, el nuevo gobierno ordenó un poco el panorama y generó que se “sinceren” los valores reales de los autos. En el caso de Honda, la marca discontinuó casi toda la gama, dejando presente sólo las versiones automáticas de HR-V, CR-V y Civic.

Este último, que fue el que probamos, se comercializa a $390.000, con una garantía de 3 años o 100.000 kilómetros.

Cuenta con un interesante equipamiento de seguridad pero se queda corto en el equipamiento de confort. Una interesante habitabilidad pero un confort de marcha bastante arisco. Y una caja automática normal, pero sin opción manual.

Es una oferta que cumple un objetivo básico: tener presencia en un segmento donde Honda no puede decir adiós en ningún momento. Pronto dirá “acá estoy…”, cuando se presente el Civic X.

What's your reaction?
Me Encanta
0%
Me Gusta
0%
Bueh...
0%
Cualquiera
0%
Chocalo, ¡por favor!
100%
About The Author
Fede Peralta Pahor
Fede Peralta Pahor

Fanático de los autos desde uso de razón, aprendí a decir “mamá y papá” luego de decir “auto”. Gracias que sé que en un partido de fútbol hay 22 jugadores en la cancha. Seguro alguien me lo comentó.

Partícipe en la industria hotelera, relacionista público y periodista desde los 17 años, participé como administrador y organizador de los Clubes de Autos más importantes del país. Todos fundidos, del primero al último.

En 2010 nació Automoov, mi cable a tierra en Argentina que logró sumar adeptos en muy poco tiempo y hoy se consagró como uno de los tres principales medios de noticias sobre autos.