Publicado en el Boletín Oficial, el Gobierno de Mauricio Macri prorrogó el decreto que grava porcentajes extra a los vehículos de “alta gama”. No hay modificaciones en los porcentajes ni en el mínimo imponible.

Francisco Cabrera

El famoso decreto de impuestos internos (o “impuestazo”) a los vehículos de mediana y alta gama desarrollado por el Gobierno de la ex Presidente Cristina Fernández de Kirchner hoy suma un nuevo capítulo, pero en manos del nuevo Gobierno.

Lejos de lo que se especulaba la semana pasada, el Ministro de Producción Francisco Cabrera decidió no modificar el decreto, que grava con una tasa de un 10% a los vehículos de más de $350.000 (precio mayorista, no de venta al público) y una de un 20% a los que superan los $800.000 (también mayorista).

Todas las especulaciones giraban en torno a una modificación de los mínimos imponibles, producto de la inflación constante que nuestro país vive. De este modo, al no actualizarse los valores de ingreso al impuesto, varios vehículos que antes no tributaban ahora lo comenzarán a hacer.

Así lo confirmó Cabrera, esbozando que “más autos pagarán impuestos” al no haber modificación.