Shell podría vender sus estaciones de servicio de Argentina

La petrolera puso en “revisión estratégica” su modelo de negocio actual. Busca poder desprenderse de activos mediante una desinversión de 30.000 millones de dólares, llevada a cabo en todo el mundo. En Argentina, podría llegar a abandonar el expendio de combustibles.

La petrolera puso en “revisión estratégica” su modelo de negocio actual. Busca poder desprenderse de activos mediante una desinversión de 30.000 millones de dólares, llevada a cabo en todo el mundo. En Argentina, podría llegar a abandonar el expendio de combustibles.

Shell-1

Según el presidente ejecutivo de la empresa, Ben van Beurden, Shell está replanteando su negocio a nivel global. Luego de haber comprado la empresa gasífera BG (por la módica suma de 54 millones de dólares), la petrolera busca deshacerse del mercado de “downstream“, lo que significa poder llegar a vender sus operaciones de refinación, transporte y distribución de combustibles, en conjunto con la red de alrededor de 600 estaciones de servicio que la compañía opera en el país y su refinería en Dock Sud. A esto también se sumarían los negocios de comercialización de combustibles, lubricantes, gas y otros químicos, según publicó hoy el diario La Nación.

Pero pese a que Shell busca dejar de operar bajo su negocio de downstream, no pretende desprenderse del “upstream“: el negocio de exploración y producción de combustibles como el gas natural licuado, hidrocarburos en aguas profundas o los productos químicos.

Vale recordar que, luego de la compra de BG, Beurden aclaró que Shell iba a enfocarse en ser “más una empresa de gas que una empresa petrolera”. Según Bloomberg (la agencia a la cual Beurden concedió la entrevista), Shell concentra “el 20% del mercado mundial de gas licuado, decenas de gigantes tanques de gas merodeando por los mares y duplica la capacidad de producción de su competidor más cercano, ExxonMobil”.

Este cambio estratégico fue confirmado por la filial local: “Shell Argentina aclara que en respuesta a las circunstancias globales de nuestra industria y los objetivos detrás de nuestra combinación con BG, estamos llevando a cabo una revisión estratégica solamente de nuestro negocio de Downstream y sus activos en el país. Estos incluyen la Refinería Buenos Aires, nuestra red de estaciones de servicio (alrededor de 600), Trading & Supply, Químicos y los negocios de Global Commercial”, sostuvo la petrolera en un comunicado.