Now Reading
Se lanzó el Metrobus en la Avenida 9 de Julio

1374725356407-Metrobus-1.jpg

La Avenida 9 de Julio ha sufrido muchísimos cambios en su fisonomía a lo largo de sus casi 80 años de historia. Hoy, la avenida más ancha del mundo estrena un nuevo aspecto que prioriza el uso del transporte público de pasajeros: el Metrobus.

Ahora la 9 de Julio presenta un nuevo aspecto que se luce sobre el centro de la misma. Se trata de los carriles centrales que se extienden por 3 kilómetros desde la calle Arroyo hasta la avenida San Juan. Por los carriles exclusivos del Metrobus circularán, a partir de hoy, 11 líneas de colectivos (9, 10, 17, 45, 59, 67, 70, 91, 98, 100 y 129). Algunas de estas líneas antes lo hacían sobre las calles laterales o colectoras (Cerrito, Lima, Bernardo Irigoyen y Carlos Pellegrini) y otras por paralelas (Libertad, Salta, Esmeralda, Piedras y Maipu). De esta forma los carriles del Metrobus despejan del tránsito pesado de colectivos a algunas calles estrechas del microcentro porteño, agilizando el tránsito en ellas, reduciendo la contaminación sonora y previniendo el deterioro de las mismas.

Una de las particularidades del Metrobus es que los ómnibus deben circular a contramano. Esto se debe a que las 17 estaciones están ubicadas entre los carriles, en posición central. Así mismo, cada una de las detenciones cuenta con asientos y techo para hacer más amena la espera; todas las estaciones están a nivel respecto a los colectivos, facilitando así el acceso para personas discapacitadas o con movilidad reducida.

Según el Gobierno de la Ciudad, esta obra beneficia a 50.000 pasajeros, los cuales ven su tiempo de viaje reducido hasta 50% respecto a los antiguos recorridos de los colectivos. Además, con menos tránsito se gasta menos combustible, logrando así una reducción de 5.612 toneladas de CO2 al año.

Durante la construcción del Metrobus hubo muchos problemas de tránsito que ahora se ven subsanados con la concreción de las obras. Para los autos particulares ahora las calles colectoras y paralelas estarán mucho más despejadas con la ausencia de los colectivos. Además, sobre la 9 de Julio, quedan disponibles diez carriles de circulación.  Esto también ayuda a los taxis que ya no tendrán que cruzarse con los colectivos, logrando así detenciones para ascenso y descenso de pasajeros con mayor seguridad.

Las obras no son solo para los colectivos, sino que también incluyen a las combis, las cuales tendrán un espacio exclusivo para su detención en el estacionamiento subterráneo que se ubica debajo de la 9 de Julio entre las calles Sarmiento y Perón. Este estacionamiento fue remodelado y allí los pasajeros podrán esperar el transporte que los llevará a casa en un lugar seguro y con WiFi.

About The Author
Ignacio Manchado