El primer Alfa Romeo Giulia ya salió de la fábrica italiana de Cassino. Su propietario es un empresario de la zona, que va a ser el primero en moverse en el nuevo sedán de la marca italiana, en este caso, de color Gris Stromboli.

Luego de casi un año de haberse presentado en sociedad, el Alfa Romeo Giulia comenzó a ser producido en la planta de Cassino, Italia. El Giulia (o “la” Giulia, si queremos seguir con la tradición femenina) se trata de un sedán de segmento D que pretende competir hasta incluso con vehículos de segmento E. ¿Por qué? Sergio Marchionne lo dejó muy en claro: “la nueva estrategia de Alfa Romeo a nivel mundial se basará en volver a las fuentes premium de las que nunca se tuvo que haber ido”. En otras palabras, los modelos de la casa italiana se alejarán de toda influencia Fiat y se bañarán en experiencia -y costos- Ferrari y Maserati.

Y la Giulia es un fiel reflejo de ello. Con sólo pensar que la versión Quadrifoglio Verde cuenta con un motor naftero de 6 cilindros que entrega 510cv, que puede acelerar de 0 a 100km/h en solamente 3,9 segundos, que cuenta con una distribución de pesos 50/50 y que su tracción es trasera, queda bien en claro que a partir de ahora las cosas serán bien diferentes.

Pero las versiones más racionales no tendrán tanto cuores sportivo bajo el capot. Puntualmente la primera unidad que salió de la factoría italiana cuenta con un propulsor turbodiesel 2.2 de 150cv, que en variantes un poco más equipadas también está disponible con 180cv. A estos motores también se le suma un 2.0 turbo de 200cv, que al igual que los diesel podrá elegirse con una caja automática ZF de 8 marchas.

La gama de Alfa Romeo está en plena renovación, y no sólo en el caso de la Giulia: el MiTo no tendría reemplazante (apenas un leve restyling) y la nueva generación de la Giulietta (con su última actualización de la generación actual recién presentada) también contará con tracción trasera.

Producción Alfa Romeo Giulia