El SUV mediano de la firma de Ingolstadt renovó su diseño, plataforma y tecnología, inspirándose en el Q7. El Audi Q5 2017 se presentó en el Salón Internacional del Automóvil de Paris 2016 y podría llegar el próximo año.

Audi-Q5-2017-14

Un mini Q7, es la primera impresión al ver las imágenes definitivas de la segunda generación del SUV mediano de la marca de los anillos. El Q5 se renovó por completo: nuevo diseño y plataforma; más tecnología y menor peso. La fórmula que siguieron también sus hermanos de gama, como el A4 (ver nota), el Q7 (ver nota) y el A5 (ver nota).

Anticipado con el hashtag #Qriosity (ver nota), el nuevo Q5 finalmente vio la luz. Como señalamos anteriormente, su diseño está claramente inspirado en el Q7, especialmente en la trompa, en la que predominan los trazos rectos, la parrilla “Single Frame” con marco cromado y los faros LED. Los laterales mantienen cierta similitud con la generación anterior (especialmente en el marco de las ventanillas) pero con líneas más acentuadas y en la parte trasera se destaca el enorme portón de aspecto tridimensional. Si bien el parecido a su hermano mayor es innegable, las dimensiones más contenidas (4,66 metros de longitud, 1,89 mts de ancho, 1,66 mts de altura y 2,82 de distancia entre ejes), lo hacen ver mucho más atractivo. Utiliza la plataforma MLB 2 (la misma que el A4) y una carrocería construida en aluminio y acero de alta resistencia, lo que le permitió reducir hasta 90 kg a comparación de su antecesor.

Audi-Q5-2017-2

Puertas adentro, da un salto en cuanto a tecnología. El tablero sigue la última tendencia impuesta en los productos de la marca, con múltiples displays para las diferentes funciones, pero haciendo foco principalmente en el Virtual Cockpit (tablero completamente digital, con una pantalla de 12,3”) y el conocido sistema multimedia MMI, con pantalla táctil de 8” del tipo tablet y touchpad, compatible con Android Auto y Apple CarPlay. Como opcional se puede sumar una función que agrega una amplia lista de servicios a través de internet, para realizar reservas en restaurantes y hoteles, información sobre el tráfico, etc.

En cuanto a motorizaciones, dispondrá de una amplia oferta diesel: tres TDI de 2.0 litros, con potencias de 150, 163 o 190cv con caja manual, más un 3.0 TDI V6 de 286cv con transmisión automática Tiptronic de 8 velocidades y una sola opción naftera, con el conocido 2.0 TFSI de 252cv, asociado a una caja automática S-Tronic de doble embrague y 7 marchas. Por último, vale destacar que contará con suspensión neumática, que trabaja junto con el sistema Audi drive select (que permite elegir entre diferentes modos de conducción), pudiendo variar la altura del vehículo en 5 posiciones distintas.

Su comercialización en Europa está prevista para los próximos meses, mientras que para su llegada a Argentina -si bien aún no confirmación oficial- habría que esperar hasta mediados de 2017.