Now Reading
Salón de Tokio 2015: abriendo las puertas del futuro
Contents
0

La 44º edición de la muestra japonesa, que se lleva a cabo entre el 29 de octubre y 8 de noviembre, es la más tecnológica y futurista del calendario internacional. Los prototipos eléctricos y autónomos se destacaron en todas sus formas y colores, desde compactos hasta superdeportivos.

Japón es un país referente en cuanto a tecnología, en rubros tan diversos como la informática a la industria automotriz, siendo justamente la cuna de varias de las principales marcas del sector.

Los populares kei cars son una solución en las grandes ciudades, con sus estrechas calles atestadas de tráfico y densamente pobladas, por lo que estos autos (de hasta 3,40 mts de largo y 660 cc de cilindrada) son los más comunes de ver. Asimismo, la contaminación es otra de las problemáticas de la isla, por lo que la implementación de los vehículos híbridos y eléctricos –tecnología en la que Japón es pionera- también se volvió habitual.

Con todo esto, la 44º edición del Tokio Motor Show 2015 refleja el camino a seguir por las automotrices, un futuro de propulsión eléctrica y conducción autónoma. Un salón en el que las estrellas son los concept cars y aunque algunos parezcan de ciencia ficción, son un adelanto de lo que en los próximos años veremos circular por las calles.

Yamaha Sports Ride Concept: La nueva apuesta de la marca del diapasón, los autos. Ya fabricaron motores para varias otras firmas, entre ellas el V8 de Volvo, motores marinos, instrumentos musicales y las famosísimas motos. Este era el rubro que les faltaba explorar, y acá están los resultados: un deportivo compacto, muy ligero (pesa apenas 750 kg), impulsado por un motor pequeño pero que garantiza un buen rendimiento y mucha diversión al volante.

Nissan Teatro for Dayz: Su estilo es el de un típico key-car japonés, dimensiones reducidas y un aprovechamiento del espacio al máximo, pero como todo concept tiene sus secretos. El interior, a primera vista parece minimalista al extremo -completamente blanco y simple- pero toma vida al ponerlo en marcha. Todos los paneles cambian de color, el tablero muestra las actualizaciones de las redes sociales y puede personalizarse a gusto del conductor.

Nissan IDS Concept: Un adelanto del futuro Leaf. A su ya característica mecánica eléctrica, ahora dotada de un mayor rango de alcance, se le agrega una aerodinámica más estudiada y una gran reducción de peso. El detalle de color: la iluminación exterior varía su tono de acuerdo a las situaciones de tránsito que se presenten, desde hacerse ver hasta avisar que le cederá el paso a un peatón o ciclista. Incorpora numerosos sistemas de asistencia a la conducción, incluso la posibilidad de ser autónoma.

Nissan Concept Gran Turismo: Aunque ya se lo conocía de otros salones, la creación de Nissan para el videojuego estrena su prototipo a escala real, con un irresistible y llamativo color rojo con detalles en fibra de carbono. ¿Su motor? Un V6 biturbo, que en combinación con tres propulsores eléctricos alcanzaría los 800 CV.

Honda FCV Clarity: La respuesta de Honda al Toyota Mirai es la segunda generación de su vehículo a pila de combustible a hidrógeno. Con un diseño no tan arriesgado como el de su par nipón, es muy parecido a la flamante décima generación del Civic, con líneas más agresivas y un remate estilo fastback. La potencia pasó de 134 a 177 CV y posee una autonomía de 700 km. Saldrá a la venta en Japón, algunos países de Europa y el estado de California.

Honda NSX: El esperado superdeportivo continúa su recorrido por los distintos salones internacionales y en este caso, se conocieron más datos previos a su lanzamiento -previsto para principios de 2016- la potencia será de 581 CV (provenientes de un V6 bi-turbo en posición central trasera combinado con dos impulsores eléctricos ubicados en ambos ejes), caja de 9 marchas, contará con varios modos de conducción y alcanzará los 307 km/h, con una aceleración de 0 a 100 en 3 segundos.

Subaru Viziv Concept: Posiblemente adelante las líneas de una nueva Forester. Este prototipo nos muestra la evolución del diseño de la marca de la constelación, con trazos más afilados y deportivos, un interior muy tecnológico, con instrumentos digitales y una gran pantalla central. La parte mecánica combina elementos tradicionales con otros más futuristas: mantiene el clásico motor bóxer pero agrega un impulsor eléctrico en el eje trasero que le da la tracción integral característica de Subaru.

Subaru Impreza Concept: Como su nombre lo indica, adelanta la próxima generación del modelo más icónico de Subaru. Si bien conserva algunos rasgos del modelo actual, sus trazos son mucho más marcados y es novedosa la línea del lateral y la parte trasera del auto. Sin ser innovador, el estilo de la marca se torna un poco más jugado y no tan sobrio como antes.

Suzuki Mighty Deck: un key-car versión pick up, homenaje a su antecesor de los 80. De solo 3,39 metros de largo y 1,47 de ancho, posee un motor tricilíndrico de 658 cc asistido por un sistema eléctrico denominado S-Energy Charge. Incorpora varios apliques de madera en la carrocería y su techo de lona puede enrollarse.

Suzuki Air Triser: Siguiendo con la idea de los kei-cars utilitarios (aunque en este caso sus dimensiones son algo más grandes), este prototipo cuenta con tres filas de asientos y un interior totalmente configurable puede transformarse en una cómoda sala de estar con una pantalla en el centro del pilar B desde la que puede visualizarse el contenido de un smartphone. La mecánica es híbrida y la tracción, integral.

Mitsubishi Outlander PHEV: Conocida es la orientación hacia la propulsión eléctrica que la marca de los diamantes le quiere dar a sus productos. El Outlander PHEV apuesta a esta tecnología llevada a un SUV, que cuenta con tracción integral gracias a sus dos motores eléctricos. El diseño también adelanta la nueva imagen que se verá en los futuros modelos de la automotriz. Además de numerosos sistemas de ayuda a la conducción y a la conectividad. 

Toyota S-FR: Rival directo del Mazda MX-5 pero en versión coupé. Dimensiones compactas, bajo peso y tracción trasera. Con el GT-86 que inició el regreso de Toyota a los deportivos y un sucesor del Supra en camino, el pequeño S-FR también podría llegar a producirse en serie.

Toyota Kikai: Es algo así como un hot rod o un buggy japonés pero con detalles futuristas. En el Salón de Tokio no podía faltar un prototipo llamativo y raro y el Kikai se presenta para ocupar ese lugar. Un ensayo con total libertad para sus diseñadores que quisieron reflejar “la fina artesanía, belleza, simplicidad y el funcionamiento de las máquinas”.

Toyota FCV Plus: Además de ser una solución de movilidad con un destacado espacio interior impulsado por una pila de combustible, este concept va por más y también puede suministrar energía a otros vehículos mediante inducción o incluso a una casa, cuando no se lo utiliza como medio de transporte.

Mercedes-Benz Vision Tokyo: La firma de Stuttgart sigue apostando por la conducción autónoma y la eficiencia aerodinámica. Un living sobre ruedas, así podríamos definir a este concept. Su interior tiene el aspecto de una sala de estar, con todo el lujo y la tecnología que se puede esperar en un producto de la marca alemana. Las pantallas y sistemas de entretenimiento son los protagonistas principales, con un único puesto de conducción compuesto por el volante y el head up display en lugar del clásico instrumental.

Lexus LF-FC: La marca de lujo de Toyota continúa con sus avances en materia de diseño y prestaciones. Dejó de lado los trazos rectos de los Lexus actuales por líneas más suaves y fluidas. Su interior muestra una combinación de lujo, calidad y tecnología. Otra novedad es su mecánica, con cuatro motores eléctricos (uno en cada rueda), alimentados por una célula de combustible a base de hidrógeno, una solución ya utilizada por el Mirai.

What's your reaction?
Me Encanta
0%
Me Gusta
0%
Bueh...
0%
Cualquiera
0%
Chocalo, ¡por favor!
0%
About The Author
Jonathan Romero