Tests
Now Reading
Review: Volkswagen Passat Highline 2.0 TSI DSG
0

El buque insignia de Volkswagen volvió al país, ahora desarrollado sobre la plataforma MQB. Viajamos a Salta a probar la versión Highline. ¿Se lo puede considerar como alternativa de compra al Golf GTI?

Ocho generaciones ya pasaron. Luego del Volkswagen Golf, el Passat es uno de los caballos de batalla más importantes de la gama de la marca alemana a nivel mundial. Lanzado en 1973, ocupa el segmento D con honores, siendo uno de los más vendidos dentro del nicho de los medianos tricuerpo.

La octava generación se develó en julio del 2014 y recién tres años más tarde se lanzó en el mercado local. Con una única motorización y dos niveles de equipamiento (Highline y R-Line), el Volkswagen Passat volvió a tener presencia en Argentina después de años de incertidumbre dentro del segmento de los vehículos de alta gama (ver nota).

Viajamos hasta la ciudad de Cafayate, en Salta, para probarlo. ¿Será digno de honrar el legado de las generaciones anteriores?

A PRIMERA VISTA

El Passat es el fiel exponente del family feeling de Volkswagen: un auto sobrio, discreto y con detalles modernos, pero sin guiño alguno a la agresividad o a la deportividad. Para ello existe la versión R-Line, que agrega llantas más grandes y un kit exterior que lo hace más pistero.

Pero el Highline (el que va a tener el mayor mix de ventas por ser 5.000 dólares más accesible) es un fiel VW. El frontal se destaca por tener detalles cromados, iluminación full LED y un diseño en cuña hacia abajo, pensado para minimizar los daños a peatones ante un posible choque.

Esta generación del Passat está desarrollada sobre la plataforma MQB (utilizada en el Golf) pero con una distancia entreejes estirada hacia los 2.791mm. A simple vista se nota un desplazamiento claro del eje delantero más hacia la trompa, dejando un voladizo frontal realmente muy corto (el cual se agradece en badenes e imperfecciones locales tan comunes). Para esta versión las llantas son las Dartford de 18″.

INTERIOR

En el interior sucede lo mismo que afuera: la sobriedad reina. Y más siendo un auto pensado para el mercado europeo. Buscando continuar con ese legado que hablamos antes, el Passat B8 cuenta con dos detalles que se suceden de generación en generación: el reloj central analógico y los detalles simil madera (opcional en Argentina). No es que nos agrade (menos aún la madera), pero le da un toque de clasicismo dentro de la batería de tecnología reinante en el interior.

¿Cuál? Bueno, lo más llamativo dentro del habitáculo del Volkswagen Passat es el Active Info Display. Se trata de un instrumental completamente digital de 12,3″ que reemplaza a las clásicas agujas analógicas. Cuenta con varias funciones configurables, entre las que se destacan la posibilidad de variar el tamaño de los cuadrantes, la inclusión del navegador satelital en el centro y la posibilidad de visualizar todas las funciones de la computadora de abordo.

A diferencia de lo que nos sucedió con el Honda Civic EX-T (ver review), el instrumental digital del Passat tiene su gracia. No es completamente personalizable (y le faltaría un poco de onda al configurar el modo Sport -digamos, cambio de color-) pero nos deja jugar libremente con las opciones que más nos agraden.

El Active Info Display funciona en sintonía con el Discover Pro, un equipo multimedia táctil de 8″ con AppConnect, disco interno de 64gb y control por voz. No se ilusionen: las únicas funciones extra que tiene en relación a los equipos de audio conocidos hasta ahora en otros modelos de la marca es la posibilidad de comandar el climatizador trizona desde la pantalla, la adopción del ThinkBlue Trainer y una sección exclusiva con indicadores digitales referentes a las prestaciones en vivo.

Dentro del equipamiento de serie también es para destacar la ergonomía de las butacas. El Passat es muy confortable, y eso se lo debe a la firma ergoComfort que diseñó los asientos. Tienen regulación eléctrica con memorias y función de masajes, tanto para el conductor como para el acompañante.

La seguridad también está a la orden del día, contando de serie con 7 airbags, ESP, ASR, anclajes ISOFIX y detector de fatiga. Pero pese a tener una buena dotación de seguridad, faltaría poder contar con más asistencias a la conducción, como detección de peatones, frenado automático de emergencia o control de velocidad crucero adaptativo. Estas ayudas ya están presentes en modelos más accesibles de la competencia y en el Passat vendría bien que se sumen.

MECÁNICA

Como mencionamos arriba, el Volkswagen Passat llega a la Argentina únicamente con un motor naftero 2.0 TSI de 220cv, asociado a una caja automática DSG doble embrague de 6 marchas y tracción delantera.

Es la misma configuración adoptada en el Golf GTI, con su misma plataforma. Entonces, si los cálculos no me fallan, estaríamos hablando del Golf GTI tricuerpo. Ojo, ya se que son segmentos distintos, pero se comportan de manera muy similar. El Golf GTI es rabioso y divertido. El Passat le suma confort a ese cocktail.

Su motor logra mover los 1.600 kilos de peso del Passat hasta los 100km/h en apenas 6,7 segundos, llegando a una velocidad máxima de 246km/h.

La dirección es sumamente precisa, los frenos a disco en las cuatro ruedas responden clavando la carrocería al momento de accionarlos y el chasis responde con altura al ser exigido, sin balanceos extraordinarios ante maniobras imprevistas. Punto en duda para la suspensión, que me pareció un tanto arisca ante irregularidades del camino.

La principal diferencia del Passat de octava generación con los anteriores es que su uso diario fue mejorado considerablemente. Es sumamente liviano, tiene un radio de giro muy cómodo y se comporta como si fuese un vehículo de dimensiones mucho más reducidas. Esto tiene su punto negativo: ya no se lo nota tan “gordo” como antes y la sensación de tener un auto más liviano, chico y menos “premium” no resulta de total agrado.

Para que el tacto de manejo sea tal como el dueño del auto quiere, Volkswagen sumó el DCC al Passat. Se trata del Dynamic Chassis Control, un sistema que permite seleccionar el modo de manejo y modifica la electrónica del motor y los parámetros de suspensión y dirección asistida para adecuarse a las condiciones solicitadas, ya sea Confort, Sport, Eco, Normal o Personalizado.

Gracias a ello el consumo también puede ser considerablemente bajo: el uso mixto se redondea cercano a los 11km/l, mientras que en ruta logra sorprendentes valores superiores a los 15km/l.

CONCLUSIONES

Volkswagen Argentina comercializa el Volkswagen Passat Highline 2.0 TSI DSG a un precio de 59.900 dólares con una garantía de 3 años o 100.000 kilómetros. Ese precio está condicionado por los impuestos a la importación, ya que al ser importado de Alemania tributa un 35% adicional. Su competencia más directa no tiene ese problema por ser mexicano: el Ford Mondeo.

Lamentablemente no tuvimos la posibilidad de subirnos al nuevo Mondeo, por lo que no podríamos darte una opinión comparativa basándonos en una ficha técnica web. Es por eso que me voy a limitar al Passat.

Sumó mucha tecnología para buscar ser un referente del segmento, pero perdió uno de sus grandes atractivos: el confort de marcha prácticamente premium. En contrapartida logró una deportividad casi única para este tipo de vehículos, logrando el galardón de “lobo con piel de cordero”.

Ese lobo es el Golf GTI. Que, para mí, es el puntapié inicial para darle vía libre a la compra del Passat.

What's your reaction?
Me Encanta
100%
Me Gusta
0%
Bueh...
0%
Cualquiera
0%
Chocalo, ¡por favor!
0%
About The Author
Fede Peralta Pahor
Fede Peralta Pahor

Fanático de los autos desde uso de razón, aprendí a decir “mamá y papá” luego de decir “auto”. Gracias que sé que en un partido de fútbol hay 22 jugadores en la cancha. Seguro alguien me lo comentó.

Partícipe en la industria hotelera, relacionista público y periodista desde los 17 años, participé como administrador y organizador de los Clubes de Autos más importantes del país. Todos fundidos, del primero al último.

En 2010 nació Automoov, mi cable a tierra en Argentina que logró sumar adeptos en muy poco tiempo y hoy se consagró como uno de los tres principales medios de noticias sobre autos.

You must log in to post a comment