Contactos
Now Reading
Review Express: Volkswagen Polo Trendline 1.6 16v MSI Manual
0

Durante el lanzamiento oficial en Brasil, manejamos la apuesta regional más grande de la marca alemana: el Volkswagen Polo. ¿Tiene lo que se necesita para ser líder del segmento?

[Nota en Curso] Desde San Pablo, Brasil – A dos meses de que se lance en nuestro mercado, en Info Sobre Ruedas ya te contamos todo sobre el nuevo Volkswagen Polo. Su develación europea, su inicio de producción en Brasil, su llegada al mercado argentino y hasta los niveles de equipamiento que tendrá aquí.

Ahora, y escribiendo desde San Pablo, Brasil, llegó el turno de subirnos a este producto que es la gran apuesta de la marca para el año que viene.

El nuevo Volkswagen Polo está desarrollado sobre la plataforma MQB (la misma del Golf) y llegará a nuestro país para posicionarse por debajo de este y por encima del Gol. Digamos que ocuparía el lugar del Fox sin reemplazarlo.

A la Argentina llegará con una única motorización naftera 1.6 16v MSI de 110cv, con opción a caja manual de 5 marchas o automática Tiptronic de 6. No habrá lugar para las versiones de 1.0 de tres cilindros, ni atmosférica y sobrealimentada.

Estéticamente es muy Volkswagen. El frontal tiene apenas muy pocas diferencias con su hermano producido en Europa: no cuenta con faros con proyectores ni firma lumínica LED integrada en sus ópticas, pero compensa con un paragolpes más marcado, un poco más agresivo y con luces diurnas en el sector bajo.

Pero, ¿por qué no se ve en las fotos si eso es de serie para todas las versiones? Recordá, manejamos unidades Trendline destinadas al mercado brasileño, que tienen un equipamiento menor a las que se van a comercializar en Argentina.

El lateral es bastante arriesgado para ser Volkswagen. Conjuga tres líneas ascendentes que transforman la línea de cintura en una pieza clave de la personalidad del Polo. Las versiones que llegan a la Argentina contarán con llantas de acero de 15 para las Trendline y Comfortline (16 de aleación en el caso de estas unidades de prueba), de 16 de aleación para la Comfort Plus y de 17 para la Highline.

El sector posterior también tiene diferencias con el Polo europeo: los faros no cuentan con iluminación LED, fueron reemplazados por unos más simples.

Todas las versiones contarán de serie con ESP, asistente de arranque en pendiente, ABS con EBD, luz diurna LED, cuatro airbags, ganchos ISOFIX, levantavidrios eléctricos delanteros y traseros, cierre centralizado, alarma, dirección eléctrica y portacelulares Dockstation.

La variante más accesible Trendline tendrá equipo multimedia Composition Touch de 6,5″ con AppConnect, volante multifunción y llantas de acero de 15″. La Comfortline suma volante regulable en altura y profundidad, iluminación de cortesía en la guantera, iluminación de cortesía en el baúl, respaldo de asiento trasero plegable (1/3 – 2/3), sensor de estacionamiento trasero, espejos exteriores eléctricos con luz de giro y Tilt Down, parrilla con detalles cromados, faros antiniebla delanteros con función cornering y llantas de aleación de 15” (+ llantas 16″ y volante revestido en cuero con levas para la Comfort Plus).

La tope de gama Highline cerrará la oferta sumando el instrumental digital Active Info Display, radio Discover Media de 8” con GPS y App Connect, cámara de estacionamiento trasera, climatizador automático, guantera refrigerada, apoyabrazos delantero central, un segundo USB en apoyabrazos trasero, difusores de aire traseros, control de velocidad crucero, sensor crepuscular con activación de luces automática, limpiaparabrisas automático con sensor de lluvia, espejo interior con antiencandilamiento automático, sensor de estacionamiento delantero, alfombras de tela, sistema de apertura y encendido sin llave, palanca de cambios y freno de mano forrados en cuero y asiento pasajero delantero totalmente plegable.

La habitabilidad no es su fuerte. Si bien tiene una de las distancias entre ejes más largas del segmento, emplea la fórmula inversa del Fiat Argo presentado la semana pasada (ver lanzamiento y review): el habitáculo es chico pero el baúl escala hasta los 351 litros de capacidad.

El test drive incluyó 120 kilómetros de manejo por autopista, con algunos puntos específicos en que se necesitó de una dosis de deportividad para ascender los clásicos morros del país vecino.

Ahí es donde el nuevo motor 1.6 16v de 110cv del Polo no se sintió a gusto. Con cuatro personas en el interior, entendimos por qué en el mercado brasileño se ofrece una motorización turbo con más potencia. El 1.6 no es un motor para Brasil, y mucho menos lo deberá ser el 1.0 del up!.

Los ascensos y las recuperaciones no son su fuerte y dista muchísimo de lo que sentimos en el Golf 7 Trendline (ver review). Pareciera que en el Polo la entrega de torque estuviese limitada, obligándonos a jugar con la caja constantemente en terrenos desparejos o en una ruta complicada de tránsito.

De todas maneras, la plataforma MQB repara muchísimo esa sensación de manejo que no termina de convencer. Se lo siente muy aplomado, con una suspensión algo dura pero que absorbe correctamente las imperfecciones y lo más interesante: está muy bien insonorizado. Con una caja que viene “corta de marchas” (recordemos, es la MQ200 de 5ta), la separación del habitáculo con el vano motor es esencial para disfrutar de un viaje placentero.

A eso se le suma un interesante consumo promedio de 15km/l en ruta, que fue lo que nos arrojó la computadora de abordo transitando a 120km/h. No fue posible medir consumos de otra manera.

¿Eso le alcanzará para cautivar al público argentino? No lo sabremos hasta que se lance. Pero algo es claro: tiene todos los condimentos para agradar al cliente de Volkswagen que, hasta ahora -con $350.000 en mano- tenía que mudarse de marca para encontrar un vehículo de plataforma moderna, seguro y conectado.

What's your reaction?
Me Encanta
50%
Me Gusta
0%
Bueh...
0%
Cualquiera
0%
Chocalo, ¡por favor!
50%
About The Author
Fede Peralta Pahor
Fede Peralta Pahor
Fanático de los autos desde uso de razón, aprendí a decir "mamá y papá" luego de decir "auto". Gracias que sé que en un partido de fútbol hay 22 jugadores en la cancha. Seguro alguien me lo comentó. Partícipe en la industria hotelera, relacionista público y periodista desde los 17 años, participé como administrador y organizador de los Clubes de Autos más importantes del país. Todos fundidos, del primero al último. En 2010 nació Automoov, mi cable a tierra en Argentina que logró sumar adeptos en muy poco tiempo y hoy se consagró como uno de los tres principales medios de noticias sobre autos.

You must log in to post a comment