Tests
Now Reading
Review Express: Toyota Innova
0

Dueña de una interesante configuración mecánica, la Toyota Innova se lanzó en la Argentina. Entramos en contacto con una unidad durante su presentación.


Hace casi dos años, Toyota sorprendía al mercado local filtrando la posibilidad de ofrecer la Toyota Innova en la Argentina. Era una apuesta jugada: un vehículo familiar, desarrollado sobre el chasis de la familia Hilux/SW4, sin competencia directa, con tracción trasera e importado de un país sin acuerdo impositivo.

Pese a lo raro de la oferta, el modelo tenía su sentido: al utilizar la misma plataforma IMV de las chatas producidas en Zárate, la importación de este modelo abría un horizonte de producción local. Eso ya estaría confirmado (Toyota ya pidió presupuesto a sus proveedores), queda que se asegure la fecha de inicio.

Hasta ese momento, el modelo se importará de Indonesia y llegará con dos niveles de equipamiento (SR y SRV) y un único motor naftero 2.7 de 166cv, asociado a una caja automática de 6 marchas (ver precios).

Durante su lanzamiento en Pilar pudimos entrar en contacto con el modelo, conduciendo unos kilómetros en autopista y otros tantos en recorrido urbano.

Lo que uno se da cuenta apenas ve la nueva Innova es su importante despeje del suelo. Al utilizar una plataforma de pick-up, la altura de la minivan es superior que la de sus rivales: 20 centrímetros de despeje del suelo. En realidad, pensándolo bien, no tiene rivales directos y sólo un Lifan MyWay (ver lanzamiento) podría llegar a emparentarse con este vehículo pensado para una familia numerosa.

El interior está fue desarrollado para poder albergar a 8 pasajeros con el mayor nivel de sofisticación posible para un vehículo de estas características. Es por eso que encontraremos unas terminaciones superiores a la media del segmento, materiales agradables en las contrapuertas y guiños tecnológicos en todo el habitáculo, como tiras de LED azul a lo largo del habitáculo, tablero con indicadores 3D, doble guantera refrigerada o 13 espacios portaobjetos.

Lo mejorable aparece al momento de comandar el equipo multimedia (lento y desactualizado, como en las Hilux/SW4) o al intentar mediar entre familiares por inconformidad de la temperatura ambiente: si bien hay toberas de climatización para cada fila de asientos, no se puede regular la temperatura individualmente.

La tercera fila de asientos es lo que más sorprende de la Toyota Innova. Utiliza el mismo sistema de plegado de la SW4 (hacia los laterales, con sus pro y sus contra) y permite llevar a tres personas en dicho espacio. Cuando están desplegadas, la capacidad del baúl se reduce a unos decentes 264 litros, un espacio promedio de un vehículo de segmento B.

Mide 4,735mm de largo, 1,830mm de ancho y 1,795mm de alto, manteniendo la distancia entreejes de 2,750mm de la SW4. Con ella también comparte el esquema de suspensión trasero, compuesto por un eje rígido con resortes helicoidales y amortiguadores telescópicos pero suprimiendo la barra estabilizadora que está presente en el SUV grande.

Es por eso que a la Innova se la nota muy confortable y con una clara distancia de las irregularidades del camino. El chasis funciona como un “estabilizador” del comportamiento dinámico y la ausencia de elásticos traseros hace distanciar muchísimo a la minivan del comportamiento de la Hilux.

Pese a haber recorrido unos pocos kilómetros, tres aspectos fácilmente reconocibles no nos agradaron: el rolido excesivo de la carrocería (producto de la elevada altura), la rumorosidad del motor (no ayudado por la lenta caja automática de 6 marchas) y la falta de disco de frenos traseros. Este es un punto de seguridad a tener en cuenta, ya que la Innova pesa 2.390 kilos y los frenos traseros son a tambor.

El restante equipamiento de seguridad es aplaudible: Todas las versiones cuentan con ABS, ESP, doble airbag frontal, airbag de rodilla, anclajes ISOFIX, 8 cinturones inerciales de 3 puntos, control de tracción, asistente al arranque en pendientes, faros antiniebla traseros. La versión tope de gama suma además airbags laterales y de cortina, luces antiniebla delanteras y alarma perimetral.

¿Llegará una versión con el motor turbodiesel de la Hilux? Está en estudio, aunque podría retrasarse hasta su inicio de producción en Zárate. ¿Existen posibilidades de contar con una Innova con tracción integral? Nos encantaría, pero dudamos de que llegue a concretarse ya que todavía no se desarrolló ni siquiera en oriente.

Sin dudas una opción interesante para la familia, que llega sin competencia directa a pelear en un terreno donde el éxito seguramente lo tendrá asegurado.

What's your reaction?
Me Encanta
0%
Me Gusta
0%
Bueh...
0%
Cualquiera
0%
Chocalo, ¡por favor!
100%
About The Author
Fede Peralta Pahor
Fede Peralta Pahor

Fanático de los autos desde uso de razón, aprendí a decir “mamá y papá” luego de decir “auto”. Gracias que sé que en un partido de fútbol hay 22 jugadores en la cancha. Seguro alguien me lo comentó.

Partícipe en la industria hotelera, relacionista público y periodista desde los 17 años, participé como administrador y organizador de los Clubes de Autos más importantes del país. Todos fundidos, del primero al último.

En 2010 nació Automoov, mi cable a tierra en Argentina que logró sumar adeptos en muy poco tiempo y hoy se consagró como uno de los tres principales medios de noticias sobre autos.

You must log in to post a comment