Tests
Now Reading
Review Express: Peugeot 301 (1.6 VTi y 1.6 HDi)
Contents
0

La gama de Peugeot Argentina ahora está más poblada. El segmento B ya tiene un nuevo jugador: el Peugeot 301. Tomamos contacto con las dos motorizaciones disponibles en nuestro país y te contamos las primeras impresiones.

Peugeot Argentina lanzó en el mercado local una nueva propuesta para el segmento B: el Peugeot 301. Concebido sobre la plataforma PMF1 (la clásica de todo vehículo chico del grupo PSA, como los Peugeot 208 y 2008 o los Citroën C3 y C3 Aircross), el 301 es el hermano gemelo del Citroën C-Elysée que ya probamos en Automoov (ver nota).

Pero así como se parecen demasiado, también se diferencian lo suficiente como para poder evaluar a cada uno por separado.

En este fogón viral de pruebas de autos, te contamos las 10 principales impresiones que nos dejó el Peugeot 301 durante su prueba de lanzamiento en Buenos Aires.

Un lanzamiento importante

Si bien el 301 es un modelo que no apunta a lograr desbarrancar a ningún best-seller del mercado, el lanzamiento que Peugeot Argentina planificó para nuestro país fue bastante importante. Fueron dos días para prensa, con la posibilidad de probarlo en un trayecto entre Olivos y Pilar, ida y vuelta. Esto permitió poder conducirlo en un promedio de uso mixto: 50% en ciudad, 50% en ruta.

Proporcionado

El diseño del 301 nos remite a sedanes más grandes de la marca, como el 508. En proporciones es idéntico al Citroën C-Elysée: mide 4.427mm de largo, 1.950mm de ancho, 1.466mm de alto y cuenta con una sorprendente distancia entreejes de 2.652mm. La diferencia con el hermano del doble chevrón es la fase.

Y se viene la segunda

Mientras el Citroën C-Elysée se lanzó en Argentina apenas meses antes de que en Europa se reestilice, el 301 lo hace con el restyling ya incorporado. Esta fase II del modelo fabricado en Vigo, España, comenzó a ensamblarse en dicha planta hace apenas dos meses, y ya está disponible en nuestro país. Y ahí es donde nos es inevitable comparar. Hay que decirlo: el 301 tiene mucha más onda que el C-Elysée. Aparenta ser más moderno, deportivo y tecnológico que su hermano, que ostenta un diseño con muy poca gracia.

Y más completo

Mientras el sedán del doble chevrón sólo se ofrece en una única versión Feel con el motor naftero 1.6 16v de 115cv y caja manual de 5 marchas, el león llega con tres opciones más de configuración. La Feel del C-Elysée es la Allure del 301, mientras que suma una Allure con el motor 1.6 HDI de 92cv y dos Allure Plus (una con caja manual y otra con caja automática Tiptronic de 6 marchas).

Nafta Tiptronic

El motor naftero no se destaca por tener una gran entrega de torque a bajas RPM pero se mantiene airoso en casi todo el recorrido del tacómetro. Pese a que le falta una caja manual de 6 marchas, sí tiene esta cantidad en la caja automática Tiptronic desarrollada por Aisin. Los pases de marchas se realizan de manera correcta, pese a algunas demoras para que entienda qué marcha acoplar a determinado régimen. Algunos tironeos se producen al aceleralo a fondo, pero nada insoportable. El seteo que se le impuso a esta caja es de recorridos largos, para minimizar al máximo posible el consumo.

Diesel Manual

Y si hablamos de consumo, el rey de los ahorradores llegó al mercado. El motor 1.6 Turbo Diesel HDi de 92cv, asociado con una caja manual de 5 marchas, permite al 301 recorrer un poco más de 5 litros cada 100 kilómetros. Con el tanque de 50 litros la autonomía está asegurada: 1.000 kilómetros. Otro punto interesante de este propulsor es su empuje a bajas vueltas: el torque del 301 diesel es de 230Nm. Para encontrar en el mercado un modelo que lo equipare hay que abonar más de $380.000.

Algo arisco

La puesta a punto de la suspensión nos gustó, con un despeje muy interesante para poder sortear terrenos complicados y con una reducción importante del “golpe” de suspensión en el eje trasero, clásico de esta plataforma. Es cómodo para ciudad (por su dirección eléctrica) y es correcto para la ruta, aunque mejorable: se comunican demasiado las irregularidades sorpresivas, como las clásicas tachas (que reemplazan a los lomos de burro) o las juntas del asfalto.

Vamos que entramos todos

Lo que más sorprende del interior del 301 es su espacio. Tanto los pasajeros delanteros como los traseros viajarán muy cómodos. A modo de ejemplo, si el conductor es muy alto y decide tirar tirar la butaca hacia atrás, el pasajero trasero todavía contará con un espacio suficiente como para poder entrar y salir del habitáculo sin necesidad de que los pies le queden por debajo del asiento del conductor.

Pionero en tecno

Así como es un sedán low cost para mercados emergentes, también es pionero en tecnología. Es el primero en incorporar una pantalla multimedia táctil con compatibilidad con Android Auto (hasta ahora los PSA eran compatibles únicamente con MirrorLink y Apple CarPlay). De a poco el resto de los modelos que cuentan con “pantallita” lo irán sumando.

También llevemos de todo

Y si a eso le queremos sumar equipaje, vamos a poder hacerlo sin problemas: el baúl tiene una capacidad de 506 litros. Dos malas: el portón no cuenta con revestimiento alguno, no tiene botón de apertura externo y la capacidad se ve perjudicada con los brazos clásicos del portón, que se meten adentro del compartimiento de carga.

¿Querés saber más sobre el Peugeot 301? Mirá todos los precios, acá.


Lanzamiento: Peugeot 301

Peugeot Argentina lanzó en el mercado local su nueva propuesta para el segmento B: el Peugeot 301. Se ofrece en opciones nafteras y diesel, y con ESP de serie para todas las versiones. Precios desde 310.000 pesos.

0 comentarios

 

What's your reaction?
Me Encanta
100%
Me Gusta
0%
Bueh...
0%
Cualquiera
0%
Chocalo, ¡por favor!
0%
About The Author
Fede Peralta Pahor
Fede Peralta Pahor

Fanático de los autos desde uso de razón, aprendí a decir “mamá y papá” luego de decir “auto”. Gracias que sé que en un partido de fútbol hay 22 jugadores en la cancha. Seguro alguien me lo comentó.

Partícipe en la industria hotelera, relacionista público y periodista desde los 17 años, participé como administrador y organizador de los Clubes de Autos más importantes del país. Todos fundidos, del primero al último.

En 2010 nació Automoov, mi cable a tierra en Argentina que logró sumar adeptos en muy poco tiempo y hoy se consagró como uno de los tres principales medios de noticias sobre autos.