Así lo confirmó su CEO, Carlos Ghosn, que tal como los rumores lo indicaban será a través de la compra de la escudería Lotus. También proveerá motores a Red Bull pero bajo la denominación TAG Heuer.

Finalmente se dio lo que desde hace meses se venía comentando en el ambiente de la Fórmula 1 y que en parte ya se estaba empezando a encaminar con el inicio de la compra de Lotus, que se concretará en su totalidad el próximo 16 de diciembre. Renault vuelve a La Máxima, categoría en la que participa desde hace casi 40 años y en la que consiguió 168 victorias, 11 campeonatos de pilotos y 12 títulos como constructores.

La marca del rombo señala que el deporte es un atributo esencial para ellos y que la Fórmula 1 simboliza la pasión por el automóvil y a su nueva filosofía Passion for life. Además, el comunicado de prensa destaca que su experiencia en la categoría ayudará a desarrollar y acelerar las evoluciones tecnológicas, principalmente sobre propulsión eléctrica e híbrida, que luego serán aplicadas a los vehículos de calle y también reforzarán su gama deportiva R.S.

“Renault tenía dos opciones: volver al 100% o salir completamente. Tras un análisis detallado hemos tomado la decisión: Renault estará presente en la Fórmula 1 desde 2016 (…) nuestra ambición es ganar, a pesar de que ello nos llevará, lógicamente, tiempo”, señaló Ghosn.

ACUERDO CON RED BULL

Tras numerosos idas y vueltas, la escudería austríaca continuará utilizando impulsores del rombo en sus monoplazas pero renombrados como TAG Heuer, la famosa marca de relojes que se convertirá en su principal auspiciante.

La F1 está en el ADN de TAG Heuer y Red Bull es un equipo joven y dinámico, algo que encaja perfectamente con nuestra estrategia de marketing. Nuestro lema ‘No te rompas ante la presión’ será el principio que nos guíe en todas nuestras acciones con el apoyo de RB y su entusiasmo altamente contagioso.

— Jean-Claude Biver, CEO de Tag Heuer.

Por otra parte, la escudería satélite de Red Bull, Toro Rosso, volverá a emplear las unidades de potencia suministradas por Ferrari. En este caso, con especificación 2015.