El furgón de origen rumano se fabricaría en Argentina como reemplazo directo de la avejentada Kangoo. Para ello se invertirán 100 millones de dólares en la fábrica de Santa Isabel. Podría sumar la variante aventurera Stepway.