La marca francesa celebró el 40 aniversario de Renault Sport con la versión más rabiosa del Clio, dotada del motor 2.0 Turbo de 275cv del Mégane RS Trophy-R. El RS 16 fue presentado en Mónaco antes de la carrera de Fórmula 1, aunque todavía no tiene asegurada su producción.