A primera vista: las 10 impresiones del VW Golf Highline

Es uno de los vehículos de segmento C más buscados. Tanto en las variantes más económicas como en las más equipadas, sin contar la deportiva GTI y la familiar Variant. Luego de subirnos a la Trendline, entramos en contacto con la Highline.

Es uno de los vehículos de segmento C más buscados. Tanto en las variantes más económicas como en las más equipadas, sin contar la deportiva GTI y la familiar Variant. Luego de subirnos a la Trendline, entramos en contacto con la Highline. Fotos por Manu Fernandez.

Importado desde México, el Volkswagen Golf no pasó por muchas evaluaciones para consagrarse como uno de los mejores medianos del mercado local. Tiene una plataforma súper moderna, una motorización eficiente, un equipamiento de seguridad destacable y una calidad de ensamblado por encima de la media del segmento.

Habiendo probado hace tiempo la versión más accesible del Golf (la Trendline –ver nota-) ahora nos subimos a la más equipada: la Highline con caja automática de doble embrague DSG.

En este fogón viral de pruebas de autos, te contamos las 10 impresiones más destacadas del Golf Highline.

1. Para todos los gustos

Pese a tener un cupo de importación extremadamente reducido, Volkswagen configuró una oferta del Golf muy interesante. Al ser un ícono de la historia de la marca (es su modelo más vendido mundialmente), tiene dos tipos de carrocería que se ofrecen en nuestro país. El hatchback llega en cuatro variantes Trendline (1.6 16v MSI de 110cv con caja MT5), Comfortline (1.4 TSI de 150cv con caja MT6 o DSG7), Highline (1.4 TSI de 150cv con DSG7) y GTI (2.0 de 220cv con DSG6)- mientras que el Variant lo hace sólo con dos Comfortline (1.4 TSI de 150cv con caja MT6 o DSG7) o Highline (1.4 TSI de 150cv con caja DSG7).

2. Puesta a punto

Si hay algo que no le podemos reprochar a ningún Golf es su configuración mecánica. En los tres motores que se ofrecen las reacciones son impecables y el conjunto de suspensión transmite confort y solidez. En el caso del Highline, que equipa llantas de 17 pulgadas, los neumáticos no tienen un talón tan bajo (como otros autos del mismo segmento), que es lo que penalizaría la sensación de confort dentro del auto.

3. (para el peso)

Para todas las versiones, Volkswagen dota al Golf con un equipamiento de seguridad de punta: 7 airbags, ABS, ESP, control de tracción, bloqueo electrónico de diferencial, cinco cinturones inerciales de tres puntos, cinco apoyacabezas, tercera luz de stop, faro antiniebla trasero, alarma, aviso de cinturón de seguridad desabrochado, ganchos ISOFIX y control de asistencia para arranque en pendientes. Pero, como no todo es perfecto, la versión más accesible se queda sin tres items: sensor de lluvia, sensores de estacionamiento delanteros y traseros y faros antiniebla delanteros.

4. Detalle al máximo

El interior del Golf Highline es uno de los más agradables. Lejos de ser aburrido (como en casi todo Volkswagen), el torpedo incluye algunos detalles de terminación que nos encantaron. En la consola central reina el negro brillante (ideal para marcar dedos), en las contrapuertas se destaca un entramado negro y gris muy bonito, el volante revestido en cuero es muy mullido y los tapizados en alcántara le dan un toque más de sofisticación al conjunto.

5. No me digas

Sí te digo. Ninguna de las versiones del Golf incluyen navegador satelital integrado. En el caso del Golf GTI se puede agregar el equipo de audio con App Connect (que viene junto al tapizado de cuero) por 1.700 dólares (unos $24.000 al cambio de hoy).

6. Rey del ahorro

Durante los días de prueba, el naftero 1.4 TSI de 140cv (en ese momento, ahora cuenta con 10cv más) se portó de maravillas. Es enérgico, constante y seguro de sus prestaciones, tomando en cuenta que acelera de 0 a 100km/h en menos de 9 segundos y llega a tocar los 210km/h de velocidad máxima. Con esas prestaciones, los niveles de consumo son casi irrisorios: recorre 12km/L en ciudad y 15km/L en ruta.

7. Te lo debo

Uno de los grandes faltantes en cuanto a conectividad es el puerto USB. No viene, ni se puede instalar como opcional. A cambio se comercializa un set de cables para todo tipo de dispositivos, a excepción del USB. ¿Tan difícil era?

8. Automático, pero no deportivo

Pese a contar con la potencia y el torque suficientes para lograr pegar al conductor al asiento durante la aceleración, el modo secuencial puede ser sólo comandado desde la selectora, ya que no se ofrece con levas al volante. Esa excelente aceleración aparece cuando se realiza el famoso “0 a 100“, pero en recuperaciones en ruta se nota el motor chico y la cosa no va tan holgada.

9. De noche, de día

Esta variante Highline cuenta con todas las variantes de iluminación posibles. Tiene diurnas, LED, proyectores tipo lupa, bixenón, faros antinieblas delanteros, traseros y hasta iluminación en curva. De 10.

10. De día, de noche

Para cerrar nuestro fogón viral, y apelando a la poca cantidad de cosas negativas que tenemos para decir del Golf, podemos criticar la falta de un cierre total del techo panorámico eléctrico. Cuenta con una tela que hace bloquear parte de la iluminación externa, pero no la contiene por completo.