Peugeot-Citroën negocia con General Motors la compra de Opel y Vauxhall

El grupo galo confirmó sus intenciones de adquirir las marcas Opel y Vauxhall a General Motors. Por qué se quieren quedar con ellas.

 

© Autopista.es

Ya lo sabemos: en unos pocos años más, sólo quedarán algunos grupos automotrices que van a nuclear a casi todas las marcas del globo.

Y es que la globalización es algo imparable. Desde acuerdos de colaboración entre empresas diferentes (para ahorrar en costos y lograr sacar lo mejor de cada uno) hasta adquisiciones de marcas completas. La industria automotriz no para y su reestructuración global tampoco.

En ese marco, el Grupo PSA (dueño de Peugeot, Citroën y DS) negocia por estos días la compra total de Opel y Vauxhall, las marcas más relegadas de General Motors.

La situación de GM es bastante particular en Europa. Con pérdidas de más de 250 millones de dólares durante 2016, la salida de la empresa norteamericana del mercado europeo estaría más que asegurada, ahora apalancada por la posible venta de Opel a PSA. Con ella también se iría Vauxhall, su hermana inglesa.

Esto permitiría a PSA aumentar su participación en el viejo continente permitiendo llegar a un 16,3%, muy cerca del líder, que es Volkswagen con el 24,1% del mercado.

Vale aclarar que, pese a que PSA este muy interesada en poder adquirir estas marcas, General Motors fue accionista de un 7% del grupo galo por un poco más de un año, para en 2013 vender su participación y decidir colaborar sólo en tres proyectos en conjunto.

A continuación, la traducción del comunicado oficial emitido por PSA.


Clarification of PSA GROUP

General Motors y el Grupo PSA implementaron una alianza que cubre, a la fecha, tres proyectos en Europa y genera sinergia sustanciales para los dos grupos.

En este marco, GM y PSA examinan regularmente expansiones y posibilidades de cooperación adicionales. PSA confirma que, en conjunto con GM, se encuentra explorando numerosas iniciativas estratégicas en pos de mejorar su rentabilidad y eficiencia operativa, incluyendo la potencial adquisición de Opel y Vauxhall.

No se puede asegurar que se llegará a un acuerdo.