El modelo más accesible de Toyota volvió a renovarse en el mercado brasileño. Suma novedades estéticas y elimina la caja manual de sus versiones más equipadas.

El Toyota Etios es uno de los modelos que más actualizaciones tuvo en su corta vida en producción. A la Argentina llegó en 2013 (ver nota), en versiones hatchback y sedán, para poco a poco actualizarse y sumar más equipamiento, un renovado interior, detalles exteriores, nuevas versiones, actualizados motores y hasta caja automática (ver cronología de notas)

Pero la renovación más importante llegó ahora a Brasil. El modelo de la marca nipona estrenó un nuevo diseño frontal, que hasta ahora era exclusivo de las versiones especiales Ready y Platinum, y marca el primer cambio importante en la trompa del Etios.

Los cambios son bien claros: una nueva parrilla más integrada (con el logo de Toyota más predominante con fondo en negro), un paragolpes que incorporó más detalles en plastico negro y la reubicación de las luces antiniebla. En el sector trasero los cambios llegaron al rediseño del paragolpes, levemente más deportivo y filoso.

Si bien no hay cambios en las mecánicas (en Brasil se ofrece con dos motores, un 1.3 y el 1.5 que nos llega a nosotros), sí se limitó la participación de la caja manual de 6 marchas en la gama. Sólo aparece en las versiones más accesibles, dejando la caja automática de 4 marchas como la única opción disponible en las versiones Ready, XLS, Platinum y Cross (esta última mantendrá el diseño anterior).

Es de esperar que, en los próximos meses, esta actualización llegue al mercado local.