El presidente estadounidense llegó a la Argentina y el despliegue armado para su traslado es el más grande de todos los tiempos. Entre los vehículos oficiales llegó el Cadillac One, la limusine norteamericana más segura del mundo.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, arribó esta madrugada al aeropuerto internacional de Ezeiza, procedente de Cuba, desde donde inició su gira americana.

Protegido por cuatro aviones caza, el avión presidencial Air Force One aterrizó en el aeropuerto a la 1:10 transportando a Obama y gran parte de la comitiva -cercana a las 800 personas- integrada por ministros, periodistas y la familia del mandatario extranjero.

La llegada del presidente estadounidense estuvo precedida de una avanzada del servicio secreto norteamericano que desde principios de marzo estuvo planificando los detalles del arribo con responsables argentinos de la seguridad en Ezeiza. Dentro de esa planificación se diagramó la utilización de “La Bestia como el vehículo presidencial.

Se trata del Cadillac One, un vehículo especialmente desarrollado para el presidente norteamericano que cuenta con numerosos dispositivos de seguridad. Es, claramente, un tanque de guerra.

La actual limusina presidencial comenzó a prestar servicio el 20 de enero de 2009 y combina la estructura del camión GMC Topkick C4500 con la de una clásica limusina Cadillac. Del camión también recibe su conjunto motriz: un V8 6.6 Duramax Turbo Diesel de 300cv que debe poder mover las 7 toneladas de La Bestia. Está construido con la conjunción de acero, aluminio, titanio y cerámica.

Pero lo mecánico es lo que menos interesa; el arsenal de seguridad de este vehículo es lo que más llama la atención. Dentro de las curiosidades (y las filtraciones que se conocen, ya que el servicio secreto estadounidense no revela ningún detalle de su desarrollo) se destaca:

  • Las puertas no tienen sistema de apertura. Este puede ser sólo activado por el servicio secreto y no se conoce cómo se realiza.
  • Las ventanas a prueba de balas cuentan con un grosor de 13 centímetros, mientras que las puertas llegan a tener 20 centímetros de espesor.
  • Los neumáticos cuentan con tecnología run-flat, que le permiten recorrer más de 100 kilómetros luego de un pinchazo o impacto de bala.
  • El interior está protegido en un 100% contra ataques químicos, cuenta con tanques de oxígeno y hasta con provisión de sangre del tipo y factor del presidente.
  • Dentro del Cadillac One se encuentra una dotación de armamento, el cual incluye lanzacohetes, granadas y hasta misiles anti-tanques.
  • Las ópticas cuentan con un sistema de visión nocturna.
  • Adicionalmente el Cadillac One integra un complejo sistema de comunicaciones que puede interferir las señales de celulares cercanas.

Todos estos detalles generan un gran problema al vehículo presidencial: su peso hace que apenas logre llegar a los 97km/h y consuma casi 30 litros cada 100 kilómetros.

La actividad de Obama se iniciará hoy mismo, a las 10.30, cuando se encuentre con el presidente Mauricio Macri en la Casa Rosada para el tradicional saludo de las delegaciones en el Salón Blanco, que dará lugar luego a una reunión a solas en el despacho principal.