En una nueva difusión de las pruebas de impacto, el organismo que se encarga de evaluar la seguridad de los vehículos de la región puso a prueba dos modelos que se comercializan en nuestro mercado: el Kia Picanto y el Peugeot 208. Ninguno de los dos tuvo un buen desempeño.