Nuevo protocolo de Latin NCAP: Kia Picanto y Peugeot 208 no pasaron la prueba

En una nueva difusión de las pruebas de impacto, el organismo que se encarga de evaluar la seguridad de los vehículos de la región puso a prueba dos modelos que se comercializan en nuestro mercado: el Kia Picanto y el Peugeot 208. Ninguno de los dos tuvo un buen desempeño.

En una nueva difusión de las pruebas de impacto, el organismo que se encarga de evaluar la seguridad de los vehículos de la región puso a prueba dos modelos que se comercializan en nuestro mercado: el Kia Picanto y el Peugeot 208. Ninguno de los dos tuvo un buen desempeño.

Por el lado del Kia, el modelo más accesible de la marca coreana importado directamente desde Corea del Sur, no logró obtener estrellas en seguridad hacia el ocupante adulto, pudiendo conseguir apenas una estrella para protección hacia niños.

“La falta de airbags explica el resultado pobre en el test a pesar de que la estructura fue catalogada como estable. El bajo puntaje para protección de ocupante infantil es determinado por las lecturas elevadas en los dummies durante la prueba de choque, la falta de cinturones seguridad de tres puntas en todas las posiciones e instrucciones erróneas por parte del manual de instrucciones para la instalación de Sistemas de Retención Infantil (SRI). El Picanto no fue probado en impacto lateral debido a que en el impacto frontal obtuvo cero estrellas”, destacaron desde Latin NCAP.

 

En el caso del 208, modelo de producción brasileña que estrenó un restyling en el país vecino y que llegará en breve a nuestro mercado (ver nota), apenas pudo conseguir dos estrellas hacia el ocupante adulto y tres hacia el ocupante niño. Este mismo modelo fue probado en 2014 bajo el protocolo anterior (que era menos riguroso) y logró conseguir cuatro estrellas para adultos y tres para niños.

“La configuración de la prueba de impacto frontal es la misma de 2014 pero con el nuevo protocolo. El vehículo no cuenta con airbags laterales y los refuerzos de las puertas fueron removidos de los refuerzos estructurales para la protección lateral en comparación con la versión europea del modelo, lo que explica la alta penetración y la protección a la pelvis. Este es el resultado de la pobre protección para cabeza y pecho”, comentaron.

El Peugeot 208 fue adquirido en la Argentina y no contaba con la actualización que se introdujo en Brasil.