Mientras Mitsubishi se rinde ante la gran avanzada SUV mundial y decide dejar de lado los planes de una generación completamente nueva del Lancer, su subsidiaria china continará fabricando el modelo mediante un profundo restyling.

mitsubishi-lancer-2017-1

El joint-venture que une a la ensambladora china Soueast con la marca nipona tendrá al nuevo Lancer dentro de sus creaciones. Se trata de un profundo rediseño basado en la generación actual que intenta darle larga vida al clásico modelo de los tres diamantes. En el frontal se nota un esmero por intentar darle el family feeling de la marca, con una gran X en su paragolpes y muchos detalles cromados.

En el lateral las puertas, los guardabarros y las llantas fueron rediseñadas, buscando mostrar líneas más dinámicas y manteniendo los parantes y el techo sin alteraciones. En el sector trasero pareciera que a los diseñadores se les fue la mano, jugando con unas ópticas en forma de boomerang, un paragolpes dividido en dos partes plásticas y un portapatente de exageradas dimensiones.

Todo el manoseo exterior parece no haber tenido mucho impacto en el interior: según las fotos espía tan sólo contará con nuevos comandos del aire acondicionado, nuevo instrumental y una renovación de los tapizados y materiales empleados. ¿Novedades mecánicas? No lo sabemos todavía.

Lo que sí está confirmado es que este modelo no saldrá de territorio chino. Se producirá sólo para abastecer al mercado interno, mientras que a nivel mundial todavía no se sabe qué sucederá: el futuro del Lancer todavía está en veremos.