La marca de la estrella anunció que su planta de Virrey del Pino, donde se producen la Vito, Sprinter y la línea de camiones, comenzará a exportar sus unidades a Estados Unidos y Canadá. Más producción, más inversión y más capacitación a los operarios.

Mercedes-Benz Argentina anunció nuevas inversiones que representan un crecimiento en la producción de su Centro Industrial Juan Manuel Fangio y la llegada a nuevos mercados de exportación. 

Por primera vez en la historia una planta argentina abastecerá a los mercados de Estados Unidos y Canadá, países que recibirán las Sprinter locales. Para poder responder a las altas exigencias de calidad y equipamiento de dichos mercados (mayores que las nuestras), se encaró un plan de adecuación de la línea de producción, incluyendo nuevas tecnologías y más capacitación a los operarios, aumentando el plan de inversiones anunciado en 2013 por 220 millones de dólares a 250 millones de dólares, casi un 15% más.

Este monto adicional se utilizará para producir localmente el restyling de la Sprinter, que se comercializa en el resto del mundo desde 2013 y contempla modificaciones en el frente, con nueva parrilla y ópticas con luces diurnas LED. De esta manera se igualará el producto que sale desde Argentina con el fabricado a nivel mundial.

En un nuevo contexto, con mayor previsibilidad y en un clima más favorable a las inversiones, la Corporación Daimler definió a la Argentina como plataforma exportadora a mercados que nunca antes habían sido atendidos desde Argentina por ninguna terminal. En un contexto complejo del mercado automotriz, este nuevo desafío compensará significativamente la caída de exportaciones a Brasil, permitiendo asegurar el empleo local.

— Mercedes-Benz Argentina.