El modelo producido en Ferreyra, Córdoba, fue castigado quitándole 3 estrellas de las 4 logradas hace unos años. La prueba de impacto lateral, que ahora se sumó como norma obligatoria bajo el nuevo protocolo, fue la responsable de la quita.