Now Reading
Los 10 mitos automotrices más llamativos
Contents
0

mitos_crash_test-1.jpg

Muchas veces los que tenemos autos oímos informaciones un tanto dudosas que se manejan con el boca a boca. Se tratan de consejos bien intencionados de personas que quieren lo mejor para nosotros y el cuidado de un auto, probablemente del primer auto, pero que no llegan a ser consejos, sino simplemente mitos.

Estos consejos a veces suelen un tanto disparatados. Son algunas leyendas urbanas sobre el cuidado automotor y sobre cómo debemos conducir y manejarnos. Aquí elegimos 10 de ellos que creemos que alguna vez los habrás oído.

  1. Calentar el auto antes de salir. Ok, esto es un tanto cierto y es uno de los mejores para empezar hablando de autos. Pero tenía más validez en una época donde el carburador estaba en todos los autos y su buen funcionamiento dependía de una correcta temperatura del motor. Hoy encender un auto a inyección y dejarlo cinco minutos regulando no se justifica.
  2. Arrancar el auto acelerándolo. Más mentira que cierto. Nuevamente nos retrotraemos a la época de los carburadores donde incluso con el motor bien frío sólo bastaba con tirar del cebador para tener un arranque instantáneo. Con el motor tibio ya sí podía ser necesario acelerarlo para darle una ayuda al arranque. Pero con los motores actuales de inyección electrónica no sólo no es necesario sino que es dañino.
  3. Si al auto está frío hay que llevarlo en primera. Para este momento resulta que el apuro no te hizo cumplir con el primer mito, entonces arrancas tu auto y “para no exigirlo” lo llevas en primera, despacito ¿vistesss? A unas 3.000RPM. Lo peor que podes hacer. Hay que arrancar el auto, pero justamente sin exigirlo en revoluciones. Se puede circular en cualquier marcha haciendo cambios cortos. Así no consumimos más combustible ni exigimos el motor.
  4. El auto no tiene que ir a más de 3.000RPM: Mentira. Si bien a más revoluciones se presenta siempre una mayor exigencia, un mayor consumo y una mayor rumorosidad, esto no significa un castigo mayor para el auto. Las revoluciones del auto se las da principalmente la caja de cambios que está relacionada en función de la potencia del motor. A esas revoluciones en un Chevrolet Classic vamos en 5ta a 100km/h y en un Mercedes Benz CLS vamos en 7ma a 180km/h.
  5. El uso del aire acondicionado gasta combustible: Esto es cierto, pero relativo. Es decir, sí el uso del aire acondicionado consume combustible porque utiliza la potencia del motor. Pero su uso penaliza más a velocidades lentas, ya que en autopista o a más de 80km/h su uso puede ahorrar algo de combustible porque con los vidrios abiertos se embolsa el aire y eso genera una mayor resistencia aerodinámica.
  6. “Me compré un auto grande porque es más seguro”. Este es uno de los mitos más clásicos. Es que es un engaño conceptual donde el tamaño crea una mayor sensación de seguridad, pero es sólo eso, una sensación. Definitivamente un Smart Fortwo es capaz de humillar a cualquier auto en las pruebas de seguridad. Para saber que tan seguro es un auto lo mejor es ver las pruebas realizadas por las empresas competentes (ver notas Latin NCAP).
  7. “Cuando voy con mi familia no uso el cinturón”. Este es uno de los mitos más extraños y peligrosos. Según la teoría de algún genio, si vas con tu familia lo ideal es que ellos vayan atados pero el que conduce no. Esto se basa en que presumen que en el momento de un accidente pueden sujetarse al volante y no impactar contra él. Además, si hay un incendio, el no estar “atados” puede ayudar a los demás ocupantes. Claro que se olvidan del airbag también. Definitivamente NO. Las fuerzas que se originan en un choque sobrepasan la posibilidad de sostenerse o frenarse a si mismo. En el auto todos sujetos con cinturón de seguridad en ciudad y ruta. Siempre.
  8. Es un auto nuevo y no requiere mantenimiento. Esto también es falso. Cualquier auto necesita mantenimiento. En el caso de los 0km tenemos que respetar los parámetros de revisión y los servicios que establecen los fabricantes. Normalmente es un servicio por año o cada 10.000km, lo que ocurra primero. Además, apenas sacamos el auto del concesionario, a veces piden una inspección a los 2.000 o 5.000km.
  9. Es un auto nuevo y no requiere controles. Esto es igual que el ítem anterior. Es decir, es un auto nuevo, pero cada cierto tiempo hay que controlar la presión de los neumáticos, ver el nivel de agua y aceite (siempre controlar en frío), además llenar el sapito con el líquido que corresponde para tener una mejor limpieza del parabrisas.
  10. “Yo borracho manejo mucho mejor”: Definitivamente este no sólo es el peor sino el más mentiroso y peligroso de todos los mitos. Definitivamente nadie maneja mejor con un poquito de alcohol encima y mucho menos si tiene bastante más alcohol en sangre. Ya de por sí nuestra ley de tránsito es lo bastante benevolente como para darnos un “changüí” de 0,5gr de alcohol por cada litro de sangre. La realidad es que el alcohol nos quita reflejos y poder de reacción. Por más que se diga que manejan más despacio y más “atentos” los riesgos se incrementan y mucho. Y no se puede estar más atento si tenemos menos reflejos. 
¿Conocés más mitos que te hayan contado? Podés enviarlos a editor@infosobreruedas.com.ar así los publicamos también.
What's your reaction?
Me Encanta
0%
Me Gusta
0%
Bueh...
0%
Cualquiera
0%
Chocalo, ¡por favor!
0%
About The Author
Ignacio Manchado