Latin NCAP: “General Motors discrimina a los consumidores latinoamericanos”

Luego de difundir los pobres resultados del crash test al Chevrolet Spark, Alejandro Furas, el Secretario General de Latin NCAP, disparó contra General Motors. “Es otra decepción de GM, inaceptable”.

Luego de difundir los pobres resultados del crash test al Chevrolet Spark, Alejandro Furas, el Secretario General de Latin NCAP, disparó contra General Motors. “Es otra decepción de GM, inaceptable”.

alejandrofuraschevrolet

Luego de que el Chevrolet Classic se haya coronado como el auto más inseguro del 2011 (ver nota), de que el Chevrolet Celta haya conseguido una estrella, de que el Chevrolet Cruze haya logrado cuatro estrellas, de que los Chevrolet Sail, Aveo, Agile y Spark no hayan logrado ni una y de que el Onix haya conseguido apenas tres estrellas (tomando en cuenta que tiene una plataforma nueva), Latin NCAP decidió ponerse firme en relación a la situación actual de General Motors.

En el mismo comunicado donde se difundieron los resultados del Spark (ver nota), Alejandro Furas, Secretario General de Latin NCAP, fue muy crítico con la empresa: Esta es otra decepción de General Motors, especialmente en un modelo que tiene el potencial de ofrecer niveles de protección elevados, como lo hizo cuando su versión básica equipada con 6 bolsas de aire fue evaluada por Euro NCAP en 2009 y alcanzó cuatro estrellas”.

La diferencia de equipamientos entre mercados es algo que Latin NCAP siempre criticó. El organismo acusó a las multinacionales de vender vehículos más inseguros en mercados emergentes, sin afectar su precio final. “Es inaceptable que el modelo Spark GT en la versión europea que incluye bolsas de aire, se ofrecía a un precio similar al de la versión básica para América Latina, la cual no cuenta con bolsas de aire, comentó Furas.

“Es una pena que un fabricante mundial de automóviles como General Motors no ofrezca dispositivos de seguridad bien conocidos como las bolsas de aire como equipamiento estándar. Es difícil creer que se continúe con este tipo de discriminación hacia los consumidores de América Latina y el Caribe, mientras Global NCAP y toda la comunidad de la seguridad vial exigen la democratización de la seguridad vehicular, agregó.

María Fernanda Rodríguez, Presidente de Latin NCAP, también se sumó a la polémica: “General Motors ha dicho que su objetivo es mejorar los niveles de seguridad de sus vehículos en el futuro, pero el cambio tiene que venir más rápido ya que estamos muy preocupados por el número de consumidores que hoy en día viajan en sus coches inseguros y que continuarán haciéndolo en los próximos años. Las medidas a largo plazo no son lo suficientemente buenas, los consumidores de América Latina necesitan vehículos más seguros ahora”.