Now Reading
Las ventas caen 39% y el PRO quiere derogar el impuestazo a los autos de lujo
Contents
0

1401764362327-Citro_n_C4_Lounge_29-09-2013__5252.JPG

El mes de mayo presentó una caída del 39% en los patentamientos respecto al mismo periodo de 2013. Sólo en los autos de alta gama la caída fue del 90% y hasta los autos de fabricación nacional se ven perjudicados. Por esto es que el PRO presentó un proyecto para derogar la ley del impuesto a los autos de alta gama.

No todas son malas noticias. Si se hace un análisis más detallado de los números vamos a ver que respecto a abril las ventas subieron un 4,4%,  lo cual también podría indicar que hasta aquí llegó la caída y ahora toca el momento de estabilidad. Además, en una nota anterior te contábamos que el gobierno tiene una estrategia para intentar paliar la situación actual.

El problema con el impuestazo es que no es solamente para los “autos de lujo” sino que afecta a autos de escalas intermedias. Tal como se preveía cada vez son más los autos que se ven afectados por el impuestazo gracias a la inflación. Puntualmente podemos mencionar el caso de la Toyota SW4 y ahora del Citroën C4 Lounge en sus versiones Exclusive Pack Select, tanto en versión naftera como diésel.

Pero si bien el resto de los competidores (Renault Fluence, Ford Focus Titanium y Peugeot 408) se mantienen apenas por debajo del mínimo no imponible son muy difíciles de conseguir. Es más, algunos autos tienen sus precios muy arrimados y casi sin diferencias entre versiones, algo irrisorio y que responde a querer quedarse por debajo de la barrera de los $240.000.

Es por esto mismo que el PRO, el partido político dirigido por Mauricio Macri (actual Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y candidato a presidente en 2015), presentó un proyecto para derogar la ley del impuesto a los autos de lujo. Este proyecto contó con la firma de la legisladora Patricia Bullrich y de los diputados Sergio Bergman, Laura Alonso, Cornelia Schmidt-Liermann, Gisela Scaglia y Pablo Tonelli.

Patricia Bullrich resalta que “lejos de recaudar los 200 millones de pesos presupuestados al momento de su sanción, se ha convertido en un factor de regresión industrial y de aumento del cuadro recesivo que se observa en nuestro país, afectando a más de 170 mil trabajadores de la industria automotriz” y también pide que el impuesto “sea derogado con urgencia“. 

What's your reaction?
Me Encanta
0%
Me Gusta
0%
Bueh...
0%
Cualquiera
0%
Chocalo, ¡por favor!
0%
About The Author
Ignacio Manchado