La pick-up que compartirá desarrollo con las Nissan Frontier y Renault Alaskan se mostraría en el próximo Salón Internacional del Automóvil de San Pablo. Buscará posicionarse por encima de sus hermanas, incorporando equipamiento premium tanto de confort como mecánico.

 

La alianza Daimler-Renault tendrá un nuevo capítulo en las próximas semanas. Según anticipa la prensa europea, la pick-up Mercedes-Benz derivada de la Nissan Frontier (que comparte desarrollo con la Renault Alaskan) que se fabricará en Argentina, se mostrará en el próximo Salón Internacional del Automóvil de San Pablo.

La feria automotriz bienal que intercambia fechas con el Salón de Buenos Aires se llevará a cabo del 10 al 20 de noviembre de este año, aunque los primeros datos de la pick-up saldrían a la luz el 8 de noviembre. De todas maneras, la presentación interna será organizada para el 25 de octubre, fecha en que se mostrará un concept adelantando las líneas finales de la chata argentina.

mercedes-benz-pick-up-concept-10

Pero a diferencia de las Frontier y Alaskan (ver nota), que comparten prácticamente todo más allá de una leve modificación de frontal y logos, la pick-up Mercedes-Benz (que podría llamarse GLT) tendrá un posicionamiento premium por encima de sus hermanas. Esto se notaría a simple vista, con un interior mucho más refinado y exclusivo, con detalles de equipamiento como techo solar o cobertor de caja eléctricos, y diferenciales mecánicos importantes, como suspensión trasera independiente o portón de caja con apertura de 180 grados.

La producción en Santa Isabel arrancaría recién hacia fines de 2018 o comienzos del 2019, aunque previamente debería iniciar a producirse en la otra planta ya confirmada, en Barcelona, España.