La variante offroad que tomará la plataforma del Fit ya va tomando forma. La primera imagen devela lo más importante: el Honda WR-V adoptará un diseño frontal diferente al de su hermano, conservando el lateral sin alteraciones.

honda_wr-v_2017

Honda do Brasil divulgó la primera imagen oficial de su próxima apuesta para el segmento de los B-SUV, liderado regionalmente por la Ford EcoSport y la Renault Duster.

Será presentado en el próximo Salón Internacional del Automóvil de San Pablo, buscando diferenciarse en absoluto del vehículo del cual adopta su plataforma y componentes: el Fit.

Las diferencias radicarán principalmente en el frontal, incorporando un nuevo diseño con ópticas diferenciadas, un nuevo capot, un paragolpes más agresivo y una imagen general más elevada. Pero pese a querer mostrar un vehículo de mayor porte, conservaría el lateral (pilares, puertas y zócalos) del Fit, incorporando la estrategia que Chery ya está llevando a cabo con el Tiggo 3X, derivado del Fulwin (ver nota).

Esta nueva apuesta de la marca japonesa en la región busca poder aumentar el nivel de unidades comercializadas, basándose en la inmersión en un nuevo segmento del cual Honda sólo participa en la gama más elevada con la HR-V (ver test).

Lo que faltaría en nuestro país, antes de la llegada del WR-V que se develará completamente en el Salón de San Pablo, es la introducción de los modelos discontinuados: el mismísimo Fit, el exargentino City (ambos discontinuados en la generación anterior) y la nueva generación del Civic, modelo lanzado en Brasil hace pocos meses (ver nota).