El Honda Civic X ya es brasileño y llega a la Argentina en 2017

La décima generación del clásico sedán compacto de la marca nipona ya se fabrica en Brasil. Por primera vez en su historia, la carrocería sedán le da lugar a una configuración estilo fastback para posicionarse como uno de los compactos más atractivos del segmento, buscando rivalizar frente a frente contra el Toyota Corolla y el Nissan Sentra.

La décima generación del clásico sedán compacto de la marca nipona ya se fabrica en Brasil. Por primera vez en su historia, la carrocería sedán le da lugar a una configuración estilo fastback para posicionarse como uno de los compactos más atractivos del segmento, buscando rivalizar frente a frente contra el Toyota Corolla y el Nissan Sentra.

Honda_Civic_2017_4

Esta nueva generación creció en dimensiones (5 cm. más de ancho, 2,75 de distancia entre ejes y un baúl de 525 litros), pero no por eso es menos dinámico, ya que redujo su peso en 31 kilos, los trenes de rodaje fueron rediseñados y posee dirección eléctrica variable. Todo esto desarrollado sobre una nueva plataforma.

Pero así como el exterior se renovó por completo, el interior no se queda atrás. Por dentro reemplazó el estilo futurista del anterior, adoptando un tablero más convencional y sobrio, aunque muy tecnológico, con pantallas TFT para el instrumental de la variante más equipada y un gran display táctil para el sistema multimedia, compatible con Android y Apple CarPlay . También la calidad de materiales y terminaciones han sido mejoradas para acercarlo más al nivel del Accord.

En Brasil se comercializarán cuatro versiones: Sport, EX, EX-L y Touring, esta última siendo posicionada como la tope de gama e integrando ópticas delanteras LED, sensor de estacionamiento delantero y trasero, monitor de punto ciego, asientos delanteros eléctricos, techo solar eléctrico y arranque por botón. La seguridad será homogénea en toda la gama: seis airbags, ESP, luz de freno de emergencia, luces diurnas LED y freno de mano eléctrico.

La mecánica del Civic se alineará a la “moda turbo” e incorporará el motor anunciado en el modelo norteamericano: un naftero 1.5 Turbo de 173cv asociado sólo a una caja automática CVT con modo secuencial de 7 marchas reservado sólo para la versión Touring. En el caso del resto de las variantes, en Brasil continuará ofreciendo el naftero 2.0 de 155cv, con caja manual de 5 marchas o automática CVT. Este motor, en la generación actual que se vende en nuestro mercado y que hace poco tiempo probamos en ISR (ver nota), es reemplazado en Argentina por un naftero 1.8 de 140cv, presente también en la HR-V (ver test). Es de esperar que, cuando llegue el nuevo Civic, se mantenga este conjunto motriz.

Por el momento, en el mercado vecino comenzó la preventa del modelo que se extenderá hasta el 25 de agosto, fecha en que será lanzado oficialmente.