En las últimas horas se conocieron imágenes que lo confirman claramente: la cuarta generación del Renault Mégane europeo contará con su variante sedán, hasta el momento reservada únicamente para mercados emergentes y conocida en la generación previa como Fluence.