2013_-_GP_de_Malasia-2.jpg

En el GP de Malasia Vettel volvió a lo más alto del podio seguido de su compañero de equipo Mark Webber, RBR-Renault hizo el 1-2 y no quedaron felices. Hamilton fue tercero también con un gustito amargo, pero habiendo logrado su primer podio en Mercedes.

La carrera arrancó con pista mojada y todos calzaban neumáticos intermedios. Vettel había lo grado la Pole Position el sábado. Fernando Alonso hizo una excelente largada pero al llegar a la curva dos se acercó demasiado al auto de Vettel y hubo un pequeño toque en su alerón delantero, el cual quedó algo desprendido y largando chispas. El equipo Ferrari no llamó al asturiano a boxes y al inicio de la segunda vuelta en la recta principal la Ferrari se montó encima del alerón ocasionando el despiste que lo dejaría fuera.

Entre otros abandonos estuvieron los dos Force India que tenían muy buen ritmo, pero los problemas en los boxes al colocar las ruedas causó el abandono de ambos. Jenson Button tuvo un problema similar con su McLaren. El venezolano Pastor Maldonado y el australiano Daniel Ricciardo abandonaron por problemas mecánicos.

El podio debió haber sido un desborde de alegría, pero en Fórmula 1 los pilotos quieren ganar sin que nadie les regale nada. Webber y Vettel se disputaron la punta de la carrera en las últimas vueltas. El alemán tricampeón se quejó por radio que Webber “es muy lento” y a solo diez vueltas del final ambos pilotos de Red Bull-Renault se vieron envueltos en una serie de peligrosos sobrepasos definidos a favor del campeón actual. Desde el equipo les pidieron tranquilidad.

Por su parte, Lewis Hamilton logró subir al podio por primera vez con Mercedes, su nuevo equipo. Sin embargo tantos años en McLaren no se olvidan fácilmente; tal es así que en la primera detención el británico pasó por el box de McLaren amagando con detenerse ahí. A pesar de todo Hamilton no estaba feliz en el podio, y eso fue porque como él debía ahorrar combustible se le dio la orden de equipo a su compañero Nico Rosberg de no adelantar al británico, así el alemán quedó cuarto.

Esta carrera puede marcar un antes y un después en la temporada, especialmente para RBR-Renault, donde hubo algunos reclamos en público por parte del equipo a Vettel, mientras que Webber afirmó en público que “podría haber ganado esta carrera”.

Faltan tres semanas para el próximo GP que será en China, un tiempo prudencial para que se enfríen algunos ánimos en la máxima categoría.