Now Reading
El Gobierno modificó el impuesto a los vehículos de mediana y alta gama
Contents
0

IMG_1798.JPG

Exactamente un año después de la aprobación del impuestazo, el Gobierno modificó por decreto la base imponible del gravamén, que ahora se elevó en un 15%. Las nuevas bases, con las modificaciones y valores, a continuación.

El mal llamado Impuesto a los Vehículos de Lujo (o “Impuestazo”) tiene un nuevo capítulo en su corta historia. Hace apenas un año, el Gobierno enviaba al Congreso un proyecto para desalentar la compra de vehículos lujosos y así lograr conseguir más dólares para su gestión (ver nota). No sólo que la medida no funcionó, sino que además trajo consigo muchas desventajas y problemas en la industria.

Por un lado, los famosos vehículos “de lujo” no resultaron tan así. Con la importante inflación que registra nuestro país, no pasaron muchos meses para que vehículos de segmento C cayeran en este nuevo régimen. Fue así como el Toyota Corolla, el Ford Focus, el Citroën C4 Lounge y otros sedanes del mercado en sus versiones más equipadas ingresaron en el impuestazo, aumentando sus precios en más de un 50% y sin discriminar su origen. 

Pero el segmento C no fue el único que quedó complicado. Los vehículos chicos del segmento B (y sus derivados SUV, como la Ford EcoSport o la Renault Duster) quedaron más que arrimados al primer escalón del impuesto, que tenía como límite los $240.000. Un ejemplo de ello es el último lanzamiento de Renault: la serie especial Dakar Spirit de la Duster (ver nota). Se trata de una versión de gama media que cotiza a $239.000, dejando vía libre a precios sin control para las versiones más equipadas. 

Igualmente, todo eso era hasta el día de hoy. El Gobierno mediante el decreto 2578/2014, realizó modificaciones en las bases imponibles del impuesto, elevando todos los valores en un 15%. Es una medida que no soluciona nada y menos a largo plazo, ya que esta modificación regirá sólo durante 6 meses hasta el 30 de junio de 2015. Se mantendrán los mismos tipos de aumentos: un 30% nominal para la primera escala y un 50% nominal para la segunda. Estos porcentajes representan una suba total neta del precio final de un 50% y un 90%, respectivamente.

Los valores contemplados dentro del impuestazo se modificaron de la siguiente manera. 

  • Las bases imponibles aumentaron un 15% en relación al año pasado, por lo que los precios de venta a concesionarios (sin cargas impositivas) afectados pasaron de $170.000 a $195.500 para la primera escala de impuestos y de $210.000 a $241.500 para la segunda.
  • En precios de venta al público las variaciones se registraron de $239.000 a $276.000 (la base para la primera escala) y de $385.000 a $442.750 (para la segunda).
  • Esto significa que los vehículos de más de $276.000 tributarán un 30% de impuestos internos y los que superen los $442.750 lo harán con un 50%.

Ahora tendremos unas semanas para ver el mercado en detalle e interpretar los nuevos precios de los autos. Estas modificaciones le dan un poco de aire a un mercado que viene bastante complicado para el 2015.

What's your reaction?
Me Encanta
0%
Me Gusta
0%
Bueh...
0%
Cualquiera
0%
Chocalo, ¡por favor!
0%
About The Author
Fede Peralta Pahor