La división premium de PSA se separó definitivamente de Citroën al presentar el DS 3 2016, modelo al que ya no le quedarán emblemas del doble chevrón en su estética. Se presentó hoy en París y se lanzará con una versión deportiva denominada Performance que entregará 208cv.

Basado en el mismo modelo que Citroën presentó en el 2010 del cual se han comercializado más de 390.000 ejemplares globalmente, el DS 3 se reinterpreta sacándose de encima todos los logos del doble chevrón que le quedaban e incorporando una nueva parrilla con cromados mucho más predominantes y una toma de aire frontal más grande.

La casi clásica firma lumínica LED Vision continúa presente, como también sus faros diurnos y las luces antiniebla delanteras. Todas estas decoradas con más detalles cromados y un paragolpes más marcado y filoso. Según la marca, con estas modificaciones el DS 3 2016 generó un significante paso adelante en la generación de una marca nueva para el mercado de autos premium, como pretende ser DS.

Y para darle más chispa a ese cambio, esta nueva actualización de gama del 3 sumó la variante Performance, una versión deportiva equipada con el clásico motor naftero 1.6 THP que fue modificado para erogar 208cv, asociado a una caja manual de 6 velocidades con relaciones más cortas que las versiones estándar. Esta versión Performance también contará con diferencial de deslizamiento limitado, suspensión disminuida en 15mm y las trochas delanteras y traseras extendidas en 26 y 14mm, respectivamente. Adicionalmente se le incluyeron discos de freno de 323mm con calipers Brembo y detalles específicos en su interior.

El DS 3 2016 comenzará a comercializarse en Europa en marzo, mientras que la versión Performance lo hará en abril.