Now Reading
Contacto: Volkswagen The Beetle 1.4 TSI Design Manual
Contents
0

acN5Lmz.jpg?1

Luego de probar la versión 2.0 TSi de 211cv, en Info Sobre Ruedas entramos en contacto con el The Beetle más accesible. Qué ganamos y qué resignamos al desembolsar casi la mitad de dinero en una variante menos equipada y potente.

Cuando meses atrás nos subíamos a la versión 2.0 del The Beetle teníamos bien en claro que no estabamos ante un auto cualquiera. El Escarabajo es el ícono automotriz de todos los tiempos. Es el más nombrado, el más vendido y el más longevo también. Sólo como referencia, más de 18 plantas Volkswagen alrededor del mundo fabricaron este modelo, en diferentes configuraciones, desde 1938 hasta 2003. Ese último Escarabajo salió de la planta mexicana de Zaragoza y ahora se encuentra en el museo de Wolfsburg, en Alemania. 

Pero no vamos a volver a contarte toda la historia que sí te presentamos en la Máquina del Tiempo (ver nota) y tampoco vamos a profundizar en tanto detalle como ya lo hicimos en el test al The Beetle Sport (ver test). Lo que sí vamos a contarte es cómo está configurada la variante más accesible del modelo importado de México: aquella que hoy en día se lleva casi el 100% de las ventas totales del Escarabajo por posicionarse debajo del impuesto automotor.

B8EaGjF.jpg

Lo primero que notamos en el exterior son los cambios estéticos y de equipamiento. En el frente las ópticas no cuentan con tecnología LED ni iluminación tipo lupa con xenón, sino que se tratan de las clásicas halógenas con iluminación diurna incandescente. Los sensores de estacionamiento permanecen, como también las luces antiniebla, los filetes cromados y los repetidores de guiños en los espejos laterales.

La estética lateral es el ámbito donde más se nota que estamos ante una versión más económica. Las llantas son de 16 pulgadas con neumáticos de un perfil bastante elevado (Bridgestone Turanza ER300 215/60 vs. los Continental ContiPremiumContact2 215/50 R17 del Sport), los apliques en negro ahora son color carrocería (en zócalos y espejos) y el techo panorámico corredizo ya no está disponible.

CjavZAo.jpg

La motorización no está especificada en ningún lugar del auto (en realidad, tampoco aparece “Beetle”) pero la podemos identificar claramente al mirar el sector posterior. El 1.4 cuenta con una salida de escape doble, mientras que el 2.0 tiene dos salidas de escapes simples. El alerón, la tercera luz de stop, los sensores de estacionamiento, la antena de radio tipo tiburón y los faros sin iluminación LED se conservan en todas las versiones.

Ya en el interior no nos vamos a encontrar con grandes diferencias, como sí sucede en otros vehículos que hay un abismo entre la versión más accesible y la más cara. En este caso encontramos un color interior diferente, en sintonía con la carrocería del auto. El volante es el mismo, el equipo de audio es el mismo, el instrumental es el mismo.

lPqVPI9.jpg

Los cambios más importantes aparecen en la consola central (con la incorporación del aire acondicionado manual en reemplazo del climatizador automático dual) y en el habitáculo en general, con asientos un poco menos deportivos que los probados en la versión Sport (quitando la calefacción y el ajuste lumbar bajo), con tapizados de tela en vez de cuero y con la pedalera sin apliques en aluminio. Más allá de eso, estamos sentados en el mismo The Beetle que probamos hace meses.

Es un vehículo chico pero amplio. Los pasajeros delanteros van a viajar muy cómodos y para nada apretados, mientras que los dos pasajeros traseros se la van a tener que rebuscar un poco más. Igualmente, el espacio para las piernas es el esperable en este tipo de autos y este nuevo Beetle es menos claustrofóbico que el Scirocco, vehículo con el cual comparte plataforma pero tiene un espacio trasero mucho más reducido. Las butacas traseras cuentan con cinturones inerciales de 3 puntos y apoyacabezas de serie. También, los ganchos ISOFIX para sujeción de sillas de niños se integran a la oferta. Un detalle importante es que el respaldo trasero se puede rebatir 50/50 para ampliar la carga del baúl.

Eliminar el prejuicio del “motor chico” en la cabeza del argento promedio va a ser una tarea difícil. Pero bueno, en eso ya viene trabajando Volkswagen hace mucho. Ejemplo de ello es este fantástico motor naftero 1.4 Turbo de 160cv, que se combina a la perfección con una caja manual de 6 marchas o una automática DSG de 7. En nuestro caso, la variante manual nos bastó para comprobar que se comporta de maravilla.

llvsToX.jpg

Las reacciones son contundentes, con un soplido del turbo mucho más marcado que en el 2.0 TSI. La caja es muy precisa, con una selectora que dispone de una distancia entremarchas casi perfecta. Como lo venimos diciendo hace bastante, los motores de baja cilindrada Volkswagen son lo mejor que se viene desarrollando en los últimos tiempos. Ejemplo de ello es el Golf MK7 recientemente lanzado en el mercado (ver nota), que llega solamente con este motor. En el caso del The Beetle, en ciudad recorre unos 10km/L, mientras que en ruta realiza unos 15km/L. Mediciones muy buenas tomando en cuenta que acelera de 0 a 100 km/h en 8.7 segundos y llega a una velocidad máxima de 205km/h.

LRMesEu.jpg

jTojDw9.jpg

Volkswagen Argentina comercializa el The Beetle 1.4 TSI Design manual a $268.457. Lo sigue de cerca la variante DSG a $278.286 justo pisando la franja del impuestazo y casi sin presencia en los concesionarios locales. Ya si nos ponemos a buscar las versiones Sport tendremos que desembolsar más de $450.000, y ni hablar si queremos llegar al Cabrio: casi $690.000.

Es por eso que, al tener tan pocas diferencias entre modelos y al comprobarse que el 1.4 tiene atributos suficientes para opacar con gusto al 2.0, hoy en día la mejor relación precio-producto la tiene este The Beetle. La odisea será conseguirlo.

What's your reaction?
Me Encanta
0%
Me Gusta
0%
Bueh...
0%
Cualquiera
0%
Chocalo, ¡por favor!
0%
About The Author
Fede Peralta Pahor