Es la novedad del año en el segmento. Será la pick-up mediana más potente del mercado. Y se fabricará en Argentina. Entramos en contacto con la Volkswagen Amarok V6: potencia inteligente recién para 2017.

contacto-volkswagen-amarok-v6-5

Volkswagen Argentina tiró todo al asador. Más de 5.000 kilómetros de viaje en total, casi dos semanas de presentación, prensa local, regional e internacional, directivos de VW Alemania, más de 80 camionetas y hasta cuatro hoteles con invitados especiales.

Todo este despliegue, para presentar un restyling.

Y sí, viéndolo en forma objetiva, la novedad más importante en la Volkswagen Amarok 2017 está en el frontal, aunque suma un nuevo torpedo, más conectividad y algunos detalles adicionales (ver precios).

Pero lo que a nosotros nos interesaba más que todo eso era la variante V6. Esta Amarok que se presentó en Europa hace unos meses adopta una inédita motorización 3.0 TDI de 6 cilindros en V que eroga 224cv de potencia. Es el mismo motor utilizado en la Touareg, pero con menos caballaje para priorizar la durabilidad en detrimento de las prestaciones.

En el mercado europeo la variante V6 se ubicó como la tope de gama (mediante la versión Aventura) pero también forma parte de la gama intermedia con tres opciones de potencia diferentes. Esto prácticamente discontinuó el 2.0 Turbo Diesel de la familia EA189 de 180cv, implicado en el escándalo de las emisiones contaminantes (ver nota).

¿Sucederá lo mismo en Argentina? No señores, continuará el mismo motor sin innovaciones pero habiendo “eliminado” el software malicioso que truchaba las emisiones contaminantes. ¿Hubo alguna multa o sanción hacia VW? No. Las emisiones poco importan en nuestro mercado, al no haber una legislación firme y seria sobre su correcta generación.

En cambio, Argentina contará con la variante V6 como la opción tope de gama, buscando ser la pick-up más potente del segmento. Pero para eso habrá que esperar más de lo planificado: se lanzará después del Salón Internacional del Automóvil de Buenos Aires (ver nota).

No por una cuestión de desarrollo (ya que las primeras unidades se están comenzando a ensamblar en General Pacheco) sino por objetivos a cumplir: la marca primero debe demostrar que la reestilizada Amarok “vende” para después introducir el nuevo motor.

Y entonces, ¿qué hacemos? ¿Viajamos tantos kilómetros y hay tanto despliegue por un restyling?

No señores. Hoy entramos en contacto con la Volkswagen Amarok V6, pero con una salvedad: son unidades europeas, traídas especialmente para este evento.