Contactos
Now Reading
Contacto: Toyota Etios Sedán MY2015
Contents
0

Luego de probar el Etios Hatchback y su variante Cross, llegó a nuestras manos el Sedán. Lo manejamos durante varios días para sacar conclusiones y ver qué cambios se le introdujeron a la gama 2015.

Fotos por Manu Fernandez.

El Etios se convirtió en el nuevo caballito de batalla de Toyota. Comercializando durante décadas el Corolla como su modelo más accesible, la marca no tuvo mucho margen para generar volúmenes de ventas grandes y permitirse ser una de las líderes del mercado (descartando a la Hilux, que siempre fue líder).

Pero con la presentación de este modelo chico, accesible y confiable (pilar número uno para la marca), Toyota Argentina supo ser la marca que más creció en este último año, período en que todas las terminales sufrieron bajas estrepitosas en sus índices de ventas. Según los directivos de la marca japonesa, el liderazgo en este pasado 2014 se debió a que “tienen una visión a largo plazo, lo que les permite pensar más allá de un Gobierno o una situación económica en especial”. La realidad es que el Etios les dió un ingreso a un segmento en el cual nunca estuvieron y ese ingreso fue excepcional.

Para terminar de entender el “Efecto Etios” en el mercado local, nos subimos a la única versión que nos quedaba por probar: el Sedán. Aprovechamos también a analizar los cambios que introdujo el modelo en su gama 2015.

Cuando miramos el Etios desde una perspectiva general, nos encontramos con un auto que no encanta por su diseño pero tampoco disgusta. Tiene poca personalidad y un estilo un tanto “low cost”, pero para el segmento y público al que apunta está más que bien. Entramos en contacto con la versión XLS, la tope de gama que ofrece de serie luces antinieblas delanteras y parrilla cromada. Un detalle que se le incorporó al lateral del Etios en este MY2015 es el guiño integrado en el espejo. Las llantas siguen siendo de 15 pulgadas, con el mismo diseño.

El sector posterior es el punto más controversial del modelo. En este sector es cuando no queda otra cosa que decir “sí, es feo“. Hay que pensar que siempre la incorporación de un tercer volumen a un vehículo bicuerpo es complicada, algo que en el Etios quedó bastante claro. Para esta versión encontramos los detalles cromados que mencionamos arriba (en el portón del baúl) pero no se ofrece luz antiniebla trasera ni sensores de estacionamiento, algo que a esta altura deberían ofrecer todos los sedanes para evitar rayas indeseadas.

Lo que nos había encantado en el Etios hatchback (ver test) era el botón eléctrico de apertura del baúl, detalle de confort que en el sedán desaparece para darle lugar al clásico tambor para meter la llave. Es engorroso, pero compensa con apertura interna. 

En el interior los cambios son bastante sutiles pero suficientes para generar una nueva impresión. Nos encontramos con el mismo torpedo (que ya tuvo cambios antes de lanzarse en nuestro mercado) que ubica al tablero en el centro de la consola. A diferencia del modelo anterior, el Etios MY2015 suma una pantallita más grande que ahora sí se ve con claridad. Lamentablemente sigue sin contar con computadora de abordo. 

El equipo de audio también cambió. Ahora tiene una mejor calidad percibida y cuenta con conexión Bluetooth, que antes no se ofrecía. El diseño es agradable, con un slot para conexión USB y auxiliar de mejor calidad que la dispuesta en el Corolla (ver test y contacto) pero con un sonido de calidad bajísima. Sigue contando con sólo dos parlantes delanteros.

El puesto de conducción también tuvo mejoras. Adoptó el volante del Corolla incluyendo sus comandos de audio y su revestimiento en cuero. Se regula en altura al igual que el asiento del conductor, item de confort que sumó en esta actualización. Los espejos eléctricos también se democratizaron a toda la gama ya que antes eran exclusivos del Etios Cross (ver contacto).

La habitabilidad trasera es uno de los puntos favorables del Etios Sedán. Cuenta con espacio suficiente para ubicar a tres personas de contextura media de forma correcta (no le pidamos más) y un sector para las piernas bastante amplio. En este ámbito la seguridad es deficiente, ya que ofrece sólo dos cinturones de seguridad de tres puntos y dos apoyacabezas para los pasajeros laterales. 

Y si hablamos de habitabilidad no tenemos que dejar de mencionar la capacidad del bául que es de unos asombrosos 562 litros, lo que justifica ampliamente el diseño “particular” de su carrocería ya que se ubica como líder en su segmento. Un punto adicional a mejorar sería el respaldo de los asientos traseros, que debería poder rebatirse en 1/3-2/3 y no ser enterizo. 

Para todas las versiones el motor es el mismo, un naftero 1.5 16v de 90cv, asociado a una caja manual de 5 marchas. Es una planta motriz moderna que trabaja de muy buena forma. Sin más palabras, es uno de los mejores motores chicos que se comercializan en el país.

Las marchas están relacionadas de forma corta, priorizando las reacciones en ciudad, hábitat natural del Etios. Un punto que habíamos criticado en el test al hatchback era que su posición de manejo era imprecisa ya que el asiento no podía regularse en altura. Ahora esto se solucionó, pero la butaca sigue quedando demasiado alta. En consumos, su promedio para uso mixto anduvo en los 11.5km/l.

Para cerrar este contacto hay que destacar algo importante. Toyota Argentina ya le introdujo dos etapas de modificaciones al Etios. La primera fue antes de lanzarlo y la segunda fue ahora. Ese es un claro reflejo de la mejora constante que la marca introduce en sus vehículos, valiéndose de las experiencias de sus usuarios y de los pro y contras que le van encontrando.

Si antes podíamos tomar en cuenta al Etios como un auto adquirible sólo por su mecánica y servicio de postventa, ahora podemos mirarlo con otros ojos.

Ojos de que se están haciendo las cosas bien. 

What's your reaction?
Me Encanta
0%
Me Gusta
0%
Bueh...
0%
Cualquiera
0%
Chocalo, ¡por favor!
0%
About The Author
Fede Peralta Pahor