Now Reading
Contacto: Renault Sandero GT Line
Contents
0

BQv4V.jpg

La moda “estéticamente deportiva” picó en punta en éstos ultimos años. Con el auge del movimiento tunning y las modificaciones made in home, las marcas de automóviles vieron una veta que no estaba explorada hasta el momento: el deportivo de presupuesto acotado.

El Sandero GT Line es un ejemplo de ello. Esta versión se sumó hace un tiempo a la oferta local del modelo, comprendida por la versión tradicional y la Stepway, otro ejemplo de 4×4 presupuestario. Todas estas versiones se fabrican en una de las plantas que Renault dispone en Brasil. 

El GT Line no es un deportivo, eso lo tenemos bien claro. Lo que sí, es una versión maquillada que le da una estética más guerrera y agresiva. En el exterior, se destacan los paragolpes con leves detalles diferenciados en negro, inscripción “GT Line” en la parrilla y ópticas oscurecidas (casualmente, las mismas de la Stepway).

bgAiT.jpg

YHQPJ.jpg

El lateral tiene varios puntos diferenciados: los espejos están pintados en color negro (sea cual fuere el color del auto), las llantas son 15” de color negro y diseño específico, incluye un sticker de dudoso gusto en las puertas delanteras, y la bagueta lateral (presente en todas las demás versiones) aquí fue removida.

La parte posterior del Sandero GT Line se diferencia por el alerón negro de serie, las ópticas traseras del Stepway, paragolpes con detalles diferenciados y puntera de escape cromada. La inscripción “GT Line” también aparece en el portón trasero.

lt1Vs.jpg

KJa1I.jpg

El interior aparece casi inalterado, a excepción del tablero de instrumentos con tacómetro en blanco, contorno de instrumentales en rojo y leyenda alusiva, los difusores de aire con contorno en rojo, los tapizados y los cinturones, también en rojo. La palanca de cambios y el volante incluyen una leve costura en rojo también.

La posición de manejo del Sandero es, como en todo vehículo del segmento B+, alta. Por suerte nos encontramos con que el asiento se regula en altura, aunque el volante no lo hace en profundidad. Esta versión incluye aire acondicionado, dirección asistida, doble airbag, ABS, luces antiniebla delanteras, computadora de a bordo, levantavidrios eléctricos delanteros, equipo de audio con CD, MP3, auxiliar, USB y Bluetooth, todo con comando satelital al volante. Los faltantes de equipamiento con los que nos hemos encontrado podrían ser el control de velocidad crucero, una computadora un poco más informativa, espejos laterales eléctricos (en ésta versión son manuales), regulación del volante en profundidad y un cinturón trasero central que sea inercial, no abdominal.

JzB3y.jpg

Lo interesante del Sandero siempre fue su espacio interior, capaz de alojar a cinco pasajeros sin ningún tipo de inconveniente. El ancho de su carrocería es lo que otorga esta facultad que pocos pueden igualar. La familia Logan/Sandero son los más espaciosos de su franja de modelos.

wNUnQ.jpg

La mecánica debería ser el punto más interesante de un vehículo deportivo, que en el caso del Sandero GT Line, no tiene modificaciones. Incluye el motor naftero 1.6 16v de 105cv asociado a una caja manual de 5 velocidades. Lo que nos llamó la atención fue la respuesta del motor 1.6. Desde bajas vueltas comienza a entregar torque, dando lo mejor de sí alrededor de las 3500RPM. Eso, junto con un consumo promedio de 12km/l brinda una conclusión muy favorable.

Otro aspecto que nos gustó fue la correctísima puesta a punto de la suspensión. Siempre se lo siente aplomado inclusive en el empedrado, donde los ruidos estructurales siempre aparecen. El Sandero se comportó de manera ejemplar, sin ruidos extraños ni crujidos de los trenes.

1slqx.jpg

Y aunque de la mecánica no nos quejamos, ¿qué tiene de interesante un deportivo “estético”? Justamente la misma frase lo dice: la vista.

El que compra un GT Line no le interesa si llega a 190, 185 o 193km/h. Es exactamente el mismo público que compra el Sandero tradicional, o inclusive el Stepway. Todos tienen el mismo presupuesto en el bolsillo pero diferentes hobbies, pasiones y gustos. Apuntar a cada uno de ellos es la tarea de estas versiones especiales. Y quizás la mayor contradicción esté dentro de la gama Renault, con la oferta del Fluence Sport

1Jy12.jpg

Se opone completamente a la estrategia utilizada con el Sandero. Los únicos cambios del Fluence Sport (ver test) son mecánicos, limitando la estética a unas llantas de nuevo diseño y faros de xenón tipo lupa. Este cambio es claro: el que compra un Fluence Sport tiene el dinero para adquirir un auto veloz y no necesita (o no le interesa) un vehículo que grite ¡soy deportivo!. El sabe que lo tiene y es feliz así.

Actualmente, el Sandero GT Line se ofrece a un precio de 90.000 pesos con una garantía de 3 años o 100.000 kilómetros.

What's your reaction?
Me Encanta
0%
Me Gusta
0%
Bueh...
0%
Cualquiera
0%
Chocalo, ¡por favor!
0%
About The Author
Fede Peralta Pahor