Contactos
Now Reading
Contacto: Nissan NP300 Frontier
Contents
0

Siendo parte de sus acciones de verano, en Info Sobre Ruedas probamos durante algunas horas la nueva Nissan NP300 Frontier que ya se lanzó en el mercado importada de México. Primeras impresiones.

Si hablamos de pick-ups en el país tenemos que mencionar que los últimos años fueron parte del período que más le sirvió a esta categoría de vehículos. Luego del impuestazo y la falta de divisas para poder importar, las pick-ups argentinas se ubicaron en el tope de ventas al ser el reemplazo directo (y con mejor relación precio-producto) de los vehículos que duplicaron su precio producto del distorsivo gravamen.

En ese sentido, las marcas notaron que las pick-ups era más comercializadas y comenzaron a enfocarse en este tipo de vehículos. Uno de los grupos que más énfasis pondrá en este tipo de chatas será el Grupo Renault-Nissan, que a partir del 2018 comenzará a producir la NP300 Frontier en Argentina junto con la Renault Alaskan y la futura pick-up de Mercedes-Benz, a través de un joint-venture que el rombo mantiene con Daimler.

De todas ellas la primera que llegó a nuestro mercado es la NP300 Frontier, pero importada de México (ver nota). Esto tiene un pro y una contra: el estándar de calidad con el que llega al país es equivalente al del resto del mundo, pero por el limitado cupo de importación que Nissan Argentina tiene en el país, no logrará ni acercarse a los primeros puestos en ventas.

En el exterior (para nuestro particular juicio) la NP300 Frontier es la más linda de todas las pick-ups; o por lo menos la más moderna y la que presenta un mayor estilo y refinamiento. Es mucho más estética que la generación anterior y tiene una distribución de proporciones que la hace más imponente.

En el lateral encontramos que se ofrecen de serie los estribos laterales, las llantas bitono de 18 pulgadas y las barras portaequipaje cromadas. En el sector posterior el paragolpes es cromado, pero cuenta con una especie de defensa plástica negra que protege los lugares de contacto del paragolpes, evitanto que lo cromado se perjudique. Allí se aloja el sensor de estacionamiento que sirve como complemento de la cámara de retroceso.

Un punto importante que la NP300 Frontier tiene a favor suyo es el protector de caja. Se ofrece de serie e integra un tipo de pintura que puede ser suplantado si se raya al extremo. Con una manito ya tenemos caja nueva. Y como bonus track, dentro de la caja la Frontier cuenta con ganchos de sujeción móviles, lo que permite sujetar la carga en cualquier punto.

Si bien cuenta con tres combinaciones diferentes de caja/tracción, el nivel de equipamiento disponible es uno: LE. Por este motivo, todas las Frontier cuentan con asientos revestidos en cuero, butaca del conductor con ajuste eléctrico, asientos delanteros calefaccionados, volante, palanca de cambios y freno de mano revestidos en cuero, volante regulable en altura, cierre centralizado de puertas, paragolpes trasero cromado, estribo lateral, espejos exteriores plegables eléctricos, faros delanteros con proyectores e iluminación LED, faros antiniebla delanteros, protector de caja, levantavidrios eléctricos delanteros y traseros, sistema de audio con conexión auxiliar, USB, Bluetooth y pantalla de 5″, climatizador bizona, Advance Drive Assist, apertura y encendido por botón, control de velocidad crucero, sensor de estacionamiento trasero y cámara de retroceso. Adicionalmente, las variantes 4×4 suman control de descenso en pendientes.

Y la que quizás es la pick-up mediana más equipada del mercado, opaca todo lo bueno con su paupérrima seguridad: doble airbag, ABS, EBD, control de estabilidad, alarma e inmovilizador. No ofrece ganchos ISOFIX, no cuenta con tercer apoyacabezas para el pasajero trasero central ni tampoco con su cinturón inercial de tres puntos.

El interior de la Frontier nos pareció correcto para su segmento. Cuenta con unas terminaciones y calidad de materiales mucho mejores que otras pick-ups y se la nota ensamblada con un poco más de esmero. No tiene una gran habitabilidad en el sector delantero, pero si se destaca por tener mucho espacio en el sector trasero, algo que a simple vista desde el exterior parecía prácticamente imposible.

Al país llega con un único motor Turbo Diesel 2.3 YS23 de 190cv, asociado a una caja manual de seis marchas (con tracción 4×2 o 4×4) o a una automática secuencial de 7 velocidades (sólo 4×4). Según la marca, esta nueva generación del motor de la Frontier logra economizar el consumo en un 9%.

Como todas estas pick-ups medianas, la NP300 Frontier tiene una capacidad de carga de 1.000 kilos (900 para las 4×4), una medida que llama la atención al observar el tipo de configuración de suspensión trasera:  no cuenta con elásticos, sino con un sistema de eje rígido con espirales al que la marca denomina Multilink. Este tipo de configuración permite mantener la capacidad de laburo de la chata y no resignar confort. Yendo a lo práctico, durante la prueba que realizamos en los médanos de Cariló el tren delantero rebotaba mucho más que el trasero, algo que en la mayoría de las pick-ups es al revés.

En cuanto a las sensaciones de manejo, la NP300 Frontier nos logró encantar en base al confort de marcha (como mencionamos arriba, el tren trasero rebota menos que el delantero). Si hablamos de performance, notamos que la caja automática de siete velocidades es un poco lenta en el traspaso de marchas, pero según los pilotos que nos acompañaron durante las pruebas, era un problema puntual de la unidad probada que fue muy castigada durante las acciones de verano. Esperaremos a contar con una unidad durante una semana para comprobar esto.

La Frontier ya está disponible en el país con precios desde $593.000 hasta los $690.000 y con una garantía de 3 años o 100.000 kilómetros. En breve, la prueba completa.

What's your reaction?
Me Encanta
0%
Me Gusta
0%
Bueh...
0%
Cualquiera
0%
Chocalo, ¡por favor!
0%
About The Author
Fede Peralta Pahor