Contactos
Now Reading
Contacto: Honda Civic 2017
Contents
0

contacto-honda-civic-63

Si de representantes de segmento hablamos, los Honda Civic y Toyota Corolla son los reyes indiscutidos del segmento C. Con más de 30 años en los mercados de todo el mundo, cada uno supo cautivar a un tipo de cliente específico y lograron ser vehículos muy buscados.

En el caso del Honda, la décima generación se presentó el año pasado, y meses más tarde ya se estaba produciendo en Brasil. Desde allí arribó a nuestro mercado, con dos opciones de motorización, una variante de caja y precios desde 469.000 pesos (ver nota).

Y para entrar en contacto con esta flamante generación, Honda Argentina alquiló el circuito Owners Club de General Rodríguez para que un reducido grupo de periodistas participe de una clínica de manejo. Como no podía ser de otra manera, allí estuvimos y así damos inicio a nuestro fogón viral de pruebas de autos, contándote las primeras impresiones del Civic 2017.

Como lo primero es lo primero, el estilo es lo que más llama la atención. La diferencia con la generación anterior es extrema, buscando hasta eliminar la silueta sedán para adoptar una estilo liftback (con una caída del pilar C más horizontal, sin un tercer volumen muy formado).

El frontal es muy personal, con ópticas Full LED para la versión más equipada y una enorme parrilla cromada. Las luces antiniebla también son de LED, mejorando la eficiencia lumínica. Las llantas diamantadas de 17 pulgadas le dan un estilo muy agresivo, que también está presente en la variante más accesible al contar con una pintura negra como terminación final. El sector posterior, la parte más personal, se destaca por contar con un diseño de ópticas del tipo boomerang y una boca de carga del baúl bien baja.

En el interior los cambios también son importantes, pero no resultan tan extremos como en el exterior en relación a la generación previa. Si bien el Civic siempre se caracterizó por innovar en los puestos de conducción, ahora la propuesta está más alineada a lo que pueda llegar a ofrecer la competencia.

Lo más sobresaliente del torpedo es el instrumental, que en las versiones más equipadas se reproduce en una pantalla TFT de manera completamente digital.

Notamos un especial esmero en integrar materiales innovadores, como plásticos transparentes, diferentes texturas y terminaciones muy cuidadas. Al provenir de Brasil, no faltan algunas rebabas poco cuidadas (en la consola central, sobre todo), pero el saldo es muy favorable.

La dotación de equipamiento con la que llega al mercado local es altamente elogiable. La más accesible EX cuenta con 6 airbags, ABS, EBD, ESP, freno de mano eléctrico, sistema automático de retención de frenado, asistente de conducción ágil, dirección eléctrica, llantas de aleación Black de 17 pulgadas, asistencia al arranque en pendientes, ganchos ISOFIX, faros delanteros halógenos, luces diurnas LED, faros traseros LED, instrumental con velocímetro digital, climatizador automático, cámara de visión trasera y sistema de audio de 160W de potencia. La EX-L suma levas al volante, llantas de aleación Diamantadas de 17 pulgadas, faros antiniebla delanteros, espejos laterales son luces intermitentes, parrilla delantera y molduras cromadas, instrumental digital de alta resolución, tapizado de cuero, pantalla multimedia de 7″ con navegador, interface Android Auto/Apple CarPlay, sistema de audio con 180W de potencia, y conectividad bluetooth, HDMI y dos entradas USB. La versión más equipada (EX-T) agrega la motorización Turbo, cámara de punto ciego, faros delanteros y antiniebla Full LED, techo solar eléctrico con antipinzamiento, sensores de estacionamiento delanteros y traseros, sensor de lluvia, doble salida de escape, climatizador bizona y sistema de acceso y arranque sin llave.

De estas tres variantes, tan sólo la más accesible y la más equipada ya se encuentran a la venta. La intermedia llegará a los concesionarios recién en enero.

La propuesta argenta del Civic se basa en dos motorizaciones nafteras: una 2.0 SOHC i-VTEC de 154cv (reservada para las EX y EX-L) y una Turbo 2.5 DOHC de 173cv (EX-T), ambas asociadas únicamente a una caja CVT de 7 marchas. En el circuito pudimos probar ambas mecánicas

En el caso del 2.0, la propuesta es muy conservadora. Es el reemplazo directo del 1.8 anterior, que ahora aumenta su cilindrada y llega hasta los 2 litros, incrementando su potencia hasta pasar los 150 caballos. No se destaca por ser una motorización muy despierta, recordándonos en todo momento que estamos arriba de un sedán de segmento C. La caja CVT tiene un módulo programado para simular 7 marchas, además de contar con un modo Sport para mejorar las reacciones.

En el caso del 1.5, la cosa cambia. Se trata de un nuevo conjunto mecánico desarrollado específicamente para el Civic, en el que se destaca su entrega de potencia desde muy bajas RPM. Si bien la marca no comunicó las prestaciones, en la pista pudimos acelerar el Civic llegando a los 100km/h en apenas 9 segundos.

El comportamiento dinámico es similar en ambos, con un rolido no muy marcado gracias a la suspensión trasera multilink, ayudada por la nueva dirección eléctrica variable de doble piñón (que permite girar completamente las ruedas de tope a tope con sólo efectuar 2,2 vueltas de volante). El confort acústico fue mejorado incorporando atenuadores y materiales de aislamiento en los guardabarros, debajo de las alfombras y en los pasarruedas. Desde la marca aseguran que es el líder en este ámbito. Además, la nueva plataforma permite ahorrar 22 kilos de peso y aumentar la rigidez torsional en un 25%.

La variante 1.5 es, quizás, una de las mejores opciones del segmento, pero tiene un problema en particular: el precio. Cotiza a 615.000 pesos, un valor que lo acerca demasiado al segmento de medianos, que pasan en prestaciones, confort y equipamiento al Civic.

¿Deberán esperar que la demanda se incline hacia las versiones más “populares”, para tener más cantidad de unidades vendidas y que no termine siendo un vehículo “de nicho”? ¿O la idea es ya posicionarlo como un auto “exclusivo” producto de los impuestos internos? Honda quiere comercializar 2.000 unidades al año, por lo que el Civic no llegará a hacerle ni cosquillas a las 1.000 unidades mensuales del Toyota Corolla.

Son preguntas que van más allá de cualquier predicción de marketing. Habrá que esperar a ver cómo responde el mercado. Porque argumentos para comprarlo, hay de sobra.

What's your reaction?
Me Encanta
0%
Me Gusta
0%
Bueh...
0%
Cualquiera
0%
Chocalo, ¡por favor!
0%
About The Author
Fede Peralta Pahor
Fede Peralta Pahor

Fanático de los autos desde uso de razón, aprendí a decir “mamá y papá” luego de decir “auto”. Gracias que sé que en un partido de fútbol hay 22 jugadores en la cancha. Seguro alguien me lo comentó.

Partícipe en la industria hotelera, relacionista público y periodista desde los 17 años, participé como administrador y organizador de los Clubes de Autos más importantes del país. Todos fundidos, del primero al último.

En 2010 nació Automoov, mi cable a tierra en Argentina que logró sumar adeptos en muy poco tiempo y hoy se consagró como uno de los tres principales medios de noticias sobre autos.