La variante más deportiva del sedán producido en Santa Isabel se presentó en el Autódromo de Buenos Aires. Cobertura exclusiva de Info Sobre Ruedas.

Fotos por Manu Fernández

Durante el último Salón Internacional del Automóvil de Buenos Aires, Renault Argentina mostró por primera vez la tercera evolución del Fluence GT, la versión deportiva del modelo producido en Santa Isabel (el primero fue el Sport, el segundo el GT y el tercero será el GT2).

En aquel momento se había anunciado su llegada para “los próximos meses”, momento que finalmente llegó. Ayer en el Autódromo de Buenos Aires Renault Argentina presentó el Fluence GT2 y estuvimos en el evento, donde conocimos las innovaciones que incorpora y comprobamos sus aptitudes en pista junto a los pilotos oficiales de los equipos Renault.

El Fluence GT fue el primer vehículo homologado por Renault Sport (la división de vehículos deportivos del rombo) fuera de Europa, mientras que la planta de Santa Isabel es la única de Latinoamérica que produce un vehículo de dicha división (hasta tanto no comience la producción oficial del Sandero RS en Brasil –ver nota-).

En esta segunda evolución del GT, las innovaciones volcadas al sedán de segmento C fueron claras: acercar el vehículo lo más posible a un deportivo de raza. Para ello se implementaron diferentes modificaciones mecánicas, prestacionales y de equipamiento.

Dentro de las mecánicas, el Fluence GT2 continúa ofreciendo el motor naftero F4RT 2.0 Turbo, que ahora entrega 190cv (antes 180) y 300Nm de Torque. Esto le permite acelerar de 0 a 100km/h en 8 segundos y alcanzar los 222km/h de velocidad máxima. La caja continúa siendo la manual de 6 marchas. Si querés saber más detalles sobre su comercialización, ingresá en la nota que se ubica acá abajo. Y si querés saber qué se modificó en su carrocería para mejorar su performance, continuá leyendo más abajo.

Para acentuar las prestaciones dentro de pista, la marca modificó varios detalles de su carrocería y chasis. La dirección asistida fue retocada para ser más directa y transmitir sensaciones más deportivas; el coeficiente aerodinámico fue reducido de 0.79 a 0.78; la suspensión ahora es más firme y más rigida, lo que genera un menor rolido en curvas; los neumáticos ahora son 20mm más anchos, lo que deriva en una mayor pisada, más adherencia y menor deformación; los discos de freno también son más grandes (de 280mm a 296mm), permitiendo una mayor disipación del calor y una velocidad final más alta; la sensibilidad del pedal de freno fue modificada, ahora con menor recorrido y el ESP fue reconfigurado, siendo menos invasivo que en el modelo convencional. 

El cliente típico del Fluence GT2 tiene cuatro caracterísiticas puntuales: es argentino; actúa con responsabilidad, madurez y serenidad; es una persona que tiene un cierto éxito en su vida y lo quiere mostrar; y es una persona no tan joven pero que se siente joven.

Fabricar este auto en Argentina es un honor. Sólo cuatro plantas en el mundo fabrican vehículos homologados por Renault Sport. Sin dudas va a ser un gran éxito comercial, tiene una excelente relación precio-potencia-producto.

— Thierry Koskás, Presidente de Renault Argentina

El circuito 9 recibió a los Fluence GT2. Spataro, Pernía, Ledesma, Della Motta y Julian, los pilotos que oficiaron de copilotos.

El circuito 9 recibió a los Fluence GT2. Spataro, Pernía, Ledesma, Della Motta y Julian, los pilotos que oficiaron de copilotos.

Pero lo que sí se va a notar a simple vista será el RS Monitor. Se trata de una aplicación integrada dentro del sistema multimedia R-Link que brinda diferentes detalles prestacionales mientras conducimos. Nos informa en vivo la velocidad, la potencia utilizada, la aceleración, el diagrama de fuerzas G, la presión de frenado, la presión del turbo, y el sonido del motor. Puntualmente esta última función es la más interesante, ya que nos permite seleccionar el sonido del motor de diferentes modelos, que se reproduce por los parlantes en sintonía con la presión del acelerador. Se puede seleccionar desde un Clio V6 2003, pasando por un Clio Cup 2012, un Nissan GTR 2012, un Gordini de 1969, un Alpine A110 1600S de 1969 y finalizando con una moto Motorrad GP de 1971. La frutillita del postre: el sonido del Renault Reinastella, un concept eléctrico previsto para el 2038.

De todos ellos, el Gordini y el Alpine se encontraban dentro del autódromo a modo de exposición, repasando la historia deportiva de la marca. Renault Argentina también expuso un Torino 380 GS, un Clio Williams, un Mégane III RS y, a modo de adelanto, el Sandero RS que llegará al mercado local en los próximos meses. 

A continuación, la impresionante galería de fotos a cargo de Manu Fernández.