El auto más longevo del mercado por fin dejó de ser producido en General Alvear, provincia de Santa Fe, lugar donde era ensamblado desde 1998. En el mercado será reemplazado por el Prisma Joy, mientras que en producción le cederá espacio al Cruze hatchback.