Mundo
Now Reading
Chapa y pintura para el GLK: Mercedes-Benz presenta el GLC
Contents
0

La segunda generación del GLK, ahora denominado GLC, fue presentada en Europa con un diseño completamente reformulado. Utiliza la plataforma del nuevo clase C, agrega mayor tecnología y eficiencia e incluso promete mejores aptitudes fuera del camino.

¿Cómo mejorar lo que ya era bueno? Un enorme desafío al que se enfrentan ingenieros y diseñadores al momento de planificar una nueva generación, pero que en Mercedes-Benz saben interpretar muy bien. Transformación absoluta para el SUV mediano que pasó a llamarse GLC y es parte de la reestructuración dentro de la gama de todoterreno de la marca de la estrella.

El nuevo GLC dejó de lado las líneas rectas por trazos más suaves y curvos, acompañando los lanzamientos más recientes de la casa de Stuttgart, como el GLE o el Clase C. Justamente de éste último hereda la plataforma, por lo que gana en dimensiones y espacio interior con respecto a su antecesor. Además, redujo su peso hasta en 80 kilogramos dependiendo de la versión. Por dentro comparte un gran parecido con el sedán, especialmente en el tablero, con una pantalla flotante tipo tablet para el sistema multimedia y las tres salidas de aire circulares.

Si bien no es un vehículo para realizar travesías extremas, la marca ofrece como opcional un Pack Off Road que permite seleccionar entre cinco programas de acuerdo al terreno por el que se transite. También suma suspensión neumática, denominada Air Body Control, que podrá variar la altura de la SUV entre 15 mm. y 50 mm.  

Como todo Mercedes-Benz, la seguridad es una de sus características principales, además de los múltiples airbags, ABS, control de tracción y estabilidad, el GLC cuenta con numerosos sistemas anti-colisión, como el Distronic Plus (mantiene una distancia segura con respecto al vehículo de adelante), Pre-Safe Brake (frenado automático con detección de peatones), asistente de punto ciego, tráfico cruzado, de mantenimiento de carril y estacionamiento. Incluso agrega un sensor de radar en el paragolpes trasero que detecta un choque inminente y activa medidas de protección y advertencias.  

La gama de motorizaciones es muy amplia, con variantes diésel y nafteras desde 170cv hasta 362cv para la versión deportiva AMG. También habrá una opción híbrida enchufable, que combina un motor de 211cv con uno eléctrico de 116cv. Por ahora la única transmisión disponible es la automática 9G Tronic de nueve marchas y tracción integral 4Matic. Para el año que viene se espera una versión de entrada de gama con caja manual y tracción trasera.

El nuevo GLC ya se empieza a comercializar en Europa y, aunque todavía no fue confirmada, su llegada al país podría darse en algún momento de 2016.

What's your reaction?
Me Encanta
0%
Me Gusta
0%
Bueh...
0%
Cualquiera
0%
Chocalo, ¡por favor!
0%
About The Author
Jonathan Romero