El sucesor del histórico Renault Clio Mio ya rueda por las calles del país vecino, donde un paparazzi lo pudo fotografiar. Será presentado en el Salón de San Pablo este año.

Lo conocimos mundialmente en el pasado Salón de La India como un low-cost pensado para los mercados emergentes que se transformará en el vehículo de entrada de gama de Renault (ver nota). En nuestra región, además, tendrá la difícil misión de reemplazar al Clio Mio.

Con un diseño en línea con los últimos lanzamientos de la marca del rombo, el Kwid combina en apenas 3,68 metros, la practicidad de un citycar con el diseño de un crossover. Así lo evidencian su altura y los apliques negros -aunque algunos están camuflados- que le dan ese look aventurero que tanto éxito tiene por estos lares. Es por eso que está considerado como un A-SUV.

Otra de sus características principales será un amplio espacio interior y un baúl de 300 litros. Comparte varios componentes, tanto estructurales como en el interior, con el Sandero/Logan, como parte de la suspensión, los comandos y el sistema multimedia R-Link.

Según la prensa brasileña, ya fue registrada la denominación Kwid, así como las versiones Urban, Iconic, Intense, Zen y Life, aunque no necesariamente serán utilizadas todas esas opciones.

Por su parte, el pequeño Renault estará impulsado por una motorización Flex 1.0 de tres cilindros (posiblemente utilice la del Nissan March, aunque pueden variar la potencia y el torque, que en el caso del vehículo de la marca japonesa es de 77cv y 10kgm, respectivamente), asociado a una caja manual de 5 marchas. Vale la pena aclarar que aún no está definido si llegará a Argentina con este mismo conjunto de motor y transmisión. 

Este será el principal lanzamiento de Renault en 2016 y una de las principales estrellas del próximo Salón de San Pablo. Competirá directamente con el nuevo Fiat Mobi, de tamaño y concepción similar.