La marca del óvalo llamará a revisión a los Fiesta, EcoSport y Focus fabricados entre 2013 y 2014 equipados con la caja automática PowerShift. El recall surge luego de numerosos reclamos de sus usuarios por fallas en el sistema de transmisión. La filial argentina todavía no se pronunció al respecto.

Luego de recibir numerosos reclamos, Ford de Brasil decidió llamar a revisión a cientos de sus autos equipados con la caja automática PowerShift. Esta transmisión representa el 36,3% de las ventas del Fiesta, 37,2% de la EcoSport y el 83,4% del Focus en el país vecino.

Desde su lanzamiento, los usuarios reportaron fallas como ruidos sacudidas y sobrecalientamiento del sistema, lo que provocó en muchos de los casos un recambio prematuro del kit de embrague. También hubo reclamos por problemas en el paso de marchas, pérdida de potencia del motor e incluso la falla total del conjunto.

Si bien desde la marca no aclararon en qué consistirá la reparación, sí anunciaron que ampliarán la garantía a 5 años o 160.000 kilómetros y atenderán sin cargo también a aquellos propietarios que hayan excedido ese kilometraje en sus autos dentro de los tres años.

En nuestro país todavía no hubo novedades por parte de la automotriz acerca del tema, pero no son pocos los usuarios que se expresaron a través de foros y redes sociales denunciando este mismo tipo de falla en sus vehículos. Un ejemplo de ello aparece en la fanpage de Facebook “Escrache a Ford“, donde los usuarios de este tipo de cajas cuentan las malas experiencias vividas.