[alert type=”info”]Se trata de un hecho histórico para la industria argentina: Mercedes-Benz se convirtó en la primera automotriz local en exportar vehículos a Estados Unidos y Canadá. El primer despacho de Sprinter se realizó ayer con la visita del Ministro de Producción Francisco Cabrera.[/alert]

La tanda inicial de 330 Sprinter (de un total de 8.600 unidades programadas para 2016 -8.000 a Estados Unidos y 600 a Canadá-) fue despachada ayer, arribando dentro de un mes a los puertos de Charleston y Baltimore en Estados Unidos. La totalidad de las exportaciones de las Sprinter hacia estos dos países equivaldrá a 300 millones de dólares.

Desde Daimler no dudaron en catalogar a la filial local como “plataforma exportadora a nuevos mercados” que nunca antes habían sido atendidos desde Argentina por ninguna terminal. Estas nuevas exportaciones compensarán significativamente la importante caída de exportaciones a Brasil, lo que permite asegurar el empleo local, manteniendo dos turnos de producción e incorporando 226 operarios adicionales, con lo cual la empresa pasará a tener más de 2.500 empleados.

La van grande producida en Virrey del Pino pasó por un restyling hace pocas semanas y tuvo su lanzamiento oficial en el país en la muestra ExpoAgro (ver nota).

“Estamos frente a un hito para nuestra empresa: Mercedes-Benz es la primera terminal local en exportar unidades producidas en la Argentina a los exigentes mercados de Estados Unidos y Canadá. Es un orgullo para nosotros afirmar que este proyecto implica que Mercedes-Benz producirá el mismo modelo de Sprinter que se comercializa a nivel mundial debido a que el Centro Industrial Juan Manuel Fangio está tecnológicamente preparado para abastecer para la demanda de cualquier mercado. Todo un logro para nuestra empresa que este año está cumpliendo 65 años de compromiso industrial ininterrumpido en Argentina.”

— Joachim Maier, Presidente de Mercedes-Benz Argentina.