Airbumps para todos: así es el nuevo Citroën C3

La marca del doble chevrón develó la tercera generación del C3. Conserva la misma plataforma y mecánicas, pero sumando más tamaño, tecnología y diseño.

La marca del doble chevrón develó la tercera generación del C3. Conserva la misma plataforma y mecánicas, pero sumando más tamaño, tecnología y diseño.

¿Retro o moderno? Un mix de ambos. Así se redefine la tercera generación del compacto europeo, que se presentó hoy en Francia.

Buscando su espacio en un mercado donde los Peugeot 208 y Renault Clio lideran los rankings de ventas, el Citroën C3 III apunta a la personalización, a la funcionalidad y a la tecnología para sumar adeptos.

Utiliza la misma plataforma PF1 del anterior (que a su vez es la que equipa el 208 y otros modelos de PSA) y en relación a éste es 5 centímetros más largo, logrando 3,99 metros en total. Las líneas de afuera se emparentan casi por completo con el C4 Cactus, adoptando hasta sus famosos Airbumps para contrarrestar los toques diarios en las puertas laterales.

Uno de los argumentos de venta del nuevo C3 será la posibilidad de personalización, logrando configurar hasta 27 combinaciones posibles con los colores y diseños del techo, llantas, carrocería e interior.

Otro será la tecnología, teniendo a la ConnectedCam como buque insignia de su arsenal de confort. Se trata de una cámara con GPS ubicada en el espejo retrovisor central que puede ser utilizada para tomarse selfies o para grabar los 30 segundos previos y los 60 segundos siguientes de un evento puntual (como un choque). Esas fotos y videos se pueden compartir directamente a las redes sociales, desde la pantalla central táctil de 7 pulgadas.

Todos estos cambios forman parte de las modificaciones “blandas” que se le pueden hacer a un vehículo. En cuanto a lo complejo, PSA decidió no tocar nada: mantiene las mismas mecánicas nafteras y diesel, con potencias de hasta 99cv.

Al conservar la misma plataforma, las posibilidades de ser producido en Brasil son altas. Y desde ahí, podría llegar a nuestro mercado. ¿Lo veremos en el Salón de Buenos Aires del 2017? Esperemos.